Directrices de la Plantación de Iglesias #7

by | Ago 8, 2018 | Directrices | 0 comments

Directrices de la Plantación de Iglesias #7

by | Ago 8, 2018 | Directrices | 0 comments

Directrices de la Plantación de Iglesias

Fundamento: Iglesias Locales Comienzan Iglesias Locales

  • Principios: La iglesia local fue comenzada por Jesús y Sus discípulos, y fue establecida cuando recibieron y fueron llenados por el Espíritu Santo. El mandato de la iglesia era hacer discípulos de todas las naciones, lugares a donde se tenía que ir y predicar el Evangelio, bautizar nuevos creyentes y enseñarles todo lo que Jesús enseñó. Como resultado de ello se establecerían nuevas iglesias alrededor del mundo.

Hechos 1:7-8; Mateo 28:18-20; Marcos 16:15-20; Lucas 24:45-53; Juan 20:20-23; Romanos 1:1-2; 10:14-15; 1 Pedro 2:9

  • Continuación: La iglesia tiene que llevar a cabo esta misión (hacer discípulos a todas las naciones) hasta el fin del mundo—hasta que Jesús retorne para juzgar al mundo y establecer Su reino. Todo creyente recibe el Espíritu Santo para tener poder para ser testigo de Jesús para todo el mundo. Es así que esta misión es el propósito definido de la obra de las iglesias en este mundo y la misión es definida mediante el alcance de personas y la enseñanza de ellas lo que da como resultado que se hagan discípulos, lo que a su vez da como resultado que se establezcan más iglesias locales. Una iglesia local es un grupo de creyentes que se reúnen en un lugar con el propósito común de llevar a cabo la voluntad y obra de Dios y para crecer en la gracia y el conocimiento de su Señor y Salvador, Jesucristo. La misión se tenía que dirigir hacia ese fin: establecer iglesias locales (alcanzando y enseñando) las cuales tendrían la responsabilidad de llevar a cabo el mandato de hacer discípulos (alcanzando y enseñando).

Lucas 24:46-49; Hechos 1:8; 14:21-23; Hechos 15:41; 1 Tesalonicenses 1:8; 3:2

  • Autoridad: La iglesia y su misión comenzaron con Jesús quien fue enviado por Dios. Cuando se terminó Su obra, la iglesia y su misión continuaron con los apóstoles que fueron enviados por Jesús. Cuando terminó su obra a través del establecimiento de la iglesia y la conclusión de la Palabra de Dios, la misión continuó con la iglesia—la iglesia heredó efectiva y exclusivamente la responsabilidad de la gran comisión. Es así que con su autoridad y patrón heredados del Nuevo Testamento, la iglesia local tiene el derecho de ejercer autoridad para ordenar misioneros y enviarlos. Es así que el misionero va con esta autoridad y extiende esa autoridad cuando él y la iglesia recientemente formada realiza la ordenación del liderazgo de la nueva iglesia local

Efesios 2:19-22; Juan 9:5; 20:21-23; Mateo 5:14-16

  • Envío: Hay tres tipos de misioneros que la iglesia debería enviar: (1) “Evangelistas”—aquellos que son enviados por la iglesia a predicar el mensaje de Jesús a los incrédulos que se encuentran dentro de los paganos del mundo. (2) “Maestros”—aquellos que son enviados para enseñar la Palabra de Dios a los nuevos creyentes; establecer nuevas iglesias locales entre ellos; entrenar adecuadamente al liderazgo de la iglesia. (3) “Evangelistas/Maestros”—aquellos que tienen dones y son capaces de hacer todo o la combinación de estas funciones.

Efesios 4:11; Hechos 8:5; 2:18; 1 Tesalonicenses 3:2-3; 1 Corintios 3:5-9; 2 Timoteo 2:2; 4:5

  • Conclusión: Las iglesias locales comienzan nuevas iglesias locales. Cada iglesia local tiene el derecho y responsabilidad de participar en las misiones—esta es la razón por la que existen. Ellas pueden cumplir su propósito con confianza y denuedo. Ellas deberían evangelizar su área local y al mismo tiempo estar llegando al mundo enviando hombres calificados y así mostrando obediencia a la gran comisión. Esto además debería crear una sociedad saludable entre las iglesias establecidas y aquellos que son enviados a establecer nuevas iglesias.

Hechos 13:49; 19:10, 20; Filipenses 1:5-7

  • Principios de ayuda para formar un plan: Pablo fue conducido por su deseo de alcanzar a los no alcanzados pero también laboró para presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre. Esto se lograría con el establecimiento de iglesias locales—grupos de creyentes que se reunirían constantemente obedeciendo lo que la Biblia ha enseñado sobre el propósito y obra de una iglesia. Pablo se esforzó para que estas iglesias sean saludables (es decir que enseñen la Biblia correctamente y que la obedezcan; que tengan un liderazgo apropiado; que practiquen la disciplina de la iglesia cuando sea necesaria; que sean unidas; que hagan las cosas decentemente y con orden; que entiendan y ejerciten los dones espirituales apropiadamente) para que puedan producir miembros activos y saludables que lleguen a ser más como Jesús día tras día. Por consiguiente, nuestro plan para comenzar nuevas iglesias implica y requiere de la formación y continuación de iglesias locales saludables y activas que tengan una devoción por alcanzar a los perdidos y edificar a los santos.

Colosenses 1:28-29; Efesios 3:9; 4:12-16

 

Reproducción: Comenzando Iglesias del Mismo Pensamiento

  • Cuando una iglesia establecida quiere comenzar otra iglesia lo que básicamente desea es producir una copia de su iglesia en una nueva área. Es evidente que esto no significa que la iglesia será idéntica en todo (el idioma y la cultura podrían ser diferentes), sino que será una iglesia del mismo pensamiento que comparta una identidad similar (por ejemplo la enseñanza y las metas). Es así que la meta de la iglesia establecida es “producir otra vez” su iglesia. Para que un hombre sea enviado de nuestra iglesia se debe considerar lo siguiente:
  • Somos “Gracia”—lo que significa que nuestro ADN viene de la “Escriba el Nombre de la Iglesia Bautista.” Después de que la persona participe y sirva en la iglesia y entienda cuál es nuestro ADN, debería hacer algunas preguntas: ¿Es usted uno de nosotros? ¿Disfruta de la iglesia? ¿Quiere reproducir nuestra iglesia en otra localidad? ¿Desea que ese lugar tenga una iglesia como la nuestra?
  • Somos una “Iglesia Bautista.” Queremos comenzar otras iglesias bautistas que concuerden con nuestra declaración doctrinal y nuestras distintivas bautistas. La constitución de la nueva iglesia debería ser similar a la de la iglesia establecida.

Comienzo: Un Plan Práctico para Lanzar una Iglesia

  • Un hombre: Ante todo la iglesia establecida necesita a un varón que tenga los dones de un “Evangelista/Maestro” y que esté dispuesto a ir y comenzar una iglesia (en esta lección lo conocemos como el plantador de iglesias o pastor asistente). Esto significa que tiene dones y es capaz de hacer todas o una combinación de las siguientes funciones (véase también la lección “¿Qué Enseña la Biblia Sobre los Pastores?):
  • “Evangelistas”—aquellos que son enviados por la iglesia para predicar el mensaje de Jesús a los incrédulos dentro de los paganos del mundo.
  • “Maestros”—aquellos que son enviados a enseñar la Palabra de Dios a los nuevos creyentes; establecer nuevas iglesias locales entre ellos; entrenar adecuadamente al liderazgo de la iglesia.
  • La estructura de la autoridad: La estructura de la autoridad que usaremos de ayuda para esta nueva plantación de iglesia es como sigue: El pastor de la iglesia establecida será el pastor interino de la nueva plantación de iglesia. El hombre escogido para ir será el pastor asistente interino. Otro que haya ido a comenzar la iglesia puede ser parte del equipo de liderazgo. La iglesia estará bajo la autoridad de la iglesia establecida hasta que la iglesia tenga suficientes varones cristianos (la meta es 10, pero podrían ser menos) que estén dispuestos a organizar la iglesia y a convertirla oficialmente en una iglesia. (Véase “Directrices de Organización” y “Directrices de la Membresía.”) Una vez que la iglesia sea organizada el “pastor asistente” podría ser elegido, Dios mediante, como el pastor de la iglesia y así sería una iglesia autónoma de gobierno propio.
  • Zona objetiva: Después que un hombre calificado está dispuesto a ser enviado y es escogido/aprobado por el liderazgo de la iglesia establecida para ir y comenzar una nueva plantación de iglesia, debe concordar con la “zona” de la plantación de iglesia y obrar en la locación específica para comenzar a tener los cultos. (Por favor véase las “Directrices de Alquiler” en este paso.)
  • Liderazgo pastoral: El pastor de la iglesia establecida estará encargado de la predicación, el liderazgo, la doctrina, la rendición de cuentas y el fomento de la nueva plantación de iglesia. Presentamos unas formas prácticas para que pueda hacer esto:
  • Predique en los cultos desde el principio. Los primeros meses (3-6 meses o más) el pastor debería predicar en los servicios principales de la nueva plantación de iglesia. Esto es temporal y finalmente el pastor entregará los cultos a los pastores asistentes, pero hacer esto tiene beneficios: (1) Legitimidad—esto permite que la nueva iglesia se sienta legítima en lugar de pensar que sólo es un pequeño estudio bíblico que se encuentra al otro lado de la ciudad. El envolvimiento del pastor muestra que es una obra importante. (2) Respeto—a menudo el pastor asistente es más joven y menos respetado, es así que el pastor le ayuda al joven a vencer algunos de estos temas culturales de respecto/falta de respeto puesto que usará su tiempo en la nueva plantación de iglesia edificando al más joven en frente de otros (haciendo cualquier cosa que haga que la gente crea en el pastor asistente). (3) Asistencia—a menudo un orador más experimentado (que puede traer otros beneficios como por ejemplo el ser extranjero) puede atraer a más gente a la nueva plantación de iglesia. (4) Moral—es difícil que las personas tengan la confianza y entusiasmo para ir por ellas mismas, pero si el líder va con ellos la moral de aquellos que ayudan a comenzar la nueva obra se incrementa y les da una confianza y entusiasmo particular para la obra que está a la mano.
  • Reuniones semanales: Hay muchas decisiones prácticas que se tienen que tomar al inicio de una nueva iglesia. Una reunión semanal del pastor con aquellos que ayudan en la nueva plantación de iglesia puede ayudar en la toma de aquellas decisiones para que, Dios mediante, se cometan menos errores. Tales reuniones también permiten que el pastor tenga la oportunidad de enseñar cómo tomar ciertas decisiones así como los principios (parámetros) que guían ese proceso de toma de decisiones. Lo que hace el pastor es escuchar las ideas de todos. Esto no es una clase o un momento donde el pastor controla todo, sino más bien es un entrenamiento personal de liderazgo que se lleva a cabo durante la plantación de la iglesia. Esto también brinda la rendición de cuentas. Plantar una nueva iglesia requiere de arduo trabajo. La mayor parte de las responsabilidades y del trabajo serán hechos por el pastor asistente. Es así que una reunión semanal le permite tener una estructura para la rendición de cuentas (¿está siendo flojo o está trabajando duro?, etc.) hasta que la iglesia esté organizada y ella pueda cumplir ese fin. (Ejemplos de cosas de las que se pueden hablar durante este tiempo: los horarios de los cultos, el orden del culto, cuándo y cómo se realizan las actividades de evangelismo, etc.) Además, esta es una reunión, si es posible, que puede continuar después que la iglesia haya sido organizada para que se pueda brindar ánimo, entrenamiento y rendición de cuentas si fuese necesario.

Influencia: Efectuando el Desarrollo Saludable

  • Después que la iglesia es organizada y ambas iglesias están establecidas, la iglesia original y el pastor pueden continuar ayudando al desarrollo saludable de la nueva iglesia mediante la realización de reuniones semanales o reuniones mensuales (donde hay múltiples plantaciones de iglesias), seminarios especiales (seminarios para mujeres, etc.), campamentos anuales de pastores y otras sesiones de entrenamiento anual.
  • La iglesia también puede seguir brindando materiales y recursos para la nueva iglesia.

Presupuesto: Un Plan Financiero para Sustentar al Hombre de Dios y la Obra

La nueva iglesia debería estar recolectando ofrendas desde su primer servicio. Esto es un fundamental para enseñar a la nueva iglesia a que se cuide de sí misma financieramente y para que construya hábitos saludables desde el principio. (Por favor véase “Directrices de Finanzas” para recibir algunos consejos.) Cuando se planta una nueva iglesia es difícil tener un presupuesto porque las ofrendas realmente son bajas. Por consiguiente, antes que se haga un presupuesto permanente, se puede seguir el siguiente plan para una nueva iglesia:

  • El sueldo del pastor: El 50% de las ofrendas mensuales es para el sueldo del plantador de iglesias/pastor asistente (no para el pastor de la iglesia establecida sino para el plantador de iglesias/pastor asistente que está obrando para ser el pastor de la iglesia). (Por favor véase la lección “¿Por Qué una Iglesia Debería Apoyar Económicamente a un Pastor?” para que obtenga una explicación de este tema).
  • Las necesidades de la iglesia: Después que el 50% de las ofrendas voluntarias son dadas al pastor, todo lo demás debe ir al pago de las necesidades de la iglesia (50%). Esto incluye pero no está limitado a lo siguiente: El alquiler del recinto; Servicios: electricidad, agua, gas, Internet, etc.; Alimentos: comida, platos descartables, utensilios, vasos, etc.; Recursos: biblias, libros, regalos para los visitantes; Misiones: actividades de evangelismo, donaciones para los pobres, etc.
  • Ayuda externa: Algunos gastos podría ser cubiertos por un ingreso exterior. Una nueva plantación de iglesia podría necesitar ayuda temporal externa (de otras iglesias o cristianos) para que llegue a estar establecida. No obstante la nueva plantación de iglesia y su liderazgo siempre deberían recordar que este tipo de ayuda siempre es temporal y deberían estar obrando en la consecución de una iglesia que se sustente por sí sola económicamente.

Preguntas de Repaso

  • ¿Cuál es el fundamento de las iglesias locales?
  • ¿Qué significa comenzar iglesias “del mismo pensamiento”? ¿Está de acuerdo con ello? ¿Por qué?
  • ¿De qué forma se puede lanzar una iglesia?
  • ¿A qué se parece la estructura de autoridad en las nuevas plantaciones de iglesia?
  • Las iglesias necesitan dinero, ¿cómo consigue el dinero una nueva plantación de iglesia?

0 Comments

Submit a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Lorem ipsum dolor

FINDING THE PERFECT TRAILS TO NEWSLETTER

Recientes Articulos

ARCHIVOS