Your Title Goes Here

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.

Click Here

Directrices de Liderazgo #1

by | Jun 26, 2018 | Directrices | 0 comments

Directrices de Liderazgo Versículo de Memoria: 1 Timoteo 4:12 Siendo un Ejemplo para los Creyentes
  • Liderazgo que modela: El liderazgo espiritual se define como la responsabilidad de los líderes cristianos de guiar a sus seguidores en la enseñanza bíblica y su aplicación. Este liderazgo no se basa en la edad de una persona (ninguno tenga en poco—mire hacia abajo con desdén—tu juventud), sino más bien se basa en la capacidad de una persona de ser “ejemplo de los creyentes.” Pablo le dice a Timoteo que necesita ser ejemplo en las siguientes áreas—lo que significa que todos necesitan serlo según todo lo que la Biblia enseña sobre ello: “en palabra”—la forma de hablar; “conducta”—conducta moral; “amor”—amor sacrificial; “espíritu”—pasión y celo espiritual; “fe”—fidelidad; “pureza”—pureza moral y sexual.
1 Timoteo 4:12
  • Por lo tanto, un líder cristiano es una persona que está comprometida con saber la Biblia y aplicar la Biblia a su vida. Cree que la Biblia es la base de todas las creencias cristianas y que lo instruye para entender quién es Dios, cómo conocerlo y cómo vivir para Él.
2 Timoteo 3:16-17
  • Liderazgo sabio: Mientras más crecemos en el conocimiento de Dios y la gracia a través de la Biblia, más nos damos cuenta cómo guiar sabiamente al pueblo de Dios. Si deseamos crecer en sabiduría tenemos dos ayudas importantes: (1) Podemos orar por sabiduría—con fe deberíamos pedirle a Dios que nos dé sabiduría. (2) Podemos estudiar el libro de Proverbios—los “Proverbios” son “dichos de sabiduría”—lo que significa que hay principios generales o consejos que nos ayudan a guiarnos para vivir nuestras vidas de manera sabia—un camino que obedece y honra a Dios. Ellos dan el conocimiento y discreción necesarios a los líderes jóvenes (y viejos)—lo que significa que permiten que cada nueva generación tenga el conocimiento y discernimiento necesarios para tomar decisiones responsables.
Santiago 1:5; Proverbios 1:1-7 Otros Siete Principios de Liderazgo Cristiano
  • Liderazgo de siervo: Los líderes cristianos son aquellos que son “servidores de Cristo”—lo que significa que son siervos de Jesús. Guían a otros en su servicio a Jesús. Los líderes cristianos también son “administradores de los misterios de Dios”—lo que significa que se les ha confiado el Evangelio de Dios y tienen que ser fieles enseñándolo a otros y viviendo según éste. Todos los creyentes son llamados a ser fieles, pero debería ser más evidente para un líder cristiano, ostentando un grado más alto y además debe mantener un estándar más elevado porque se convierte en el ejemplo para aquellos que lidera.
1 Corintios 4:1-2
  • Liderazgo fiel: Los líderes cristianos son llamados a ser fieles a Cristo puesto que son Sus ministros y a Dios que los ha hecho administradores de Sus misterios. Pablo les está diciendo a los creyentes corintios que sus “responsabilidades” no tienen que ser juzgadas por ellos o por él mismo, sino que su fidelidad será juzgada por el Señor Jesús. Por consiguiente, Pablo está diciendo que como líder cristiano usted no vive para la aprobación de aquellos que lidera sino más bien vive para la aprobación de Dios. Vive para que lo vea uno—¡Jesús! Vive todos los días con el recordatorio consciente que le rinde cuentas a Dios por todo lo que hace—incluyendo sus acciones, palabras y trabajo. Muchos líderes cristianos son sus “propios jefes” lo que significa que ellos hacen sus propios horarios de trabajo, pero es esta verdad—la rendición de cuentas a Dios—la que aparta al líder cristiano de la flojera o del abuso de su posición de liderazgo.
1 Corintios 4:3-4
  • Liderazgo enfocado: Los líderes cristianos no viven para la alabanza de los hombres sino para la alabanza de Dios. Los líderes pueden caer en la trampa de siempre querer agradar a todos, incluso si eso significa ir en contra de lo que saben es lo correcto. No obstante, Pablo nos recuerda que cuando venga el juicio—ahí es cuando verdaderamente seremos recompensados y donde “cada uno recibirá su alabanza de Dios.” (Además, los miembros de la iglesia necesitan tener cuidado al juzgar a los líderes cristianos porque deben recordar que viven para agradar a Dios y no a sus líderes.)
1 Corintios 4:5
  • Liderazgo humilde: Los líderes cristianos no tienen que ser exaltados por encima de otros. Los líderes cristianos deberían ser respetados y honrados según el grado que la Biblia enseña, pero no debería exceder “lo que está escrito” en las escrituras (por ejemplo: 1 Tesalonicenses 5:12; 1 Timoteo 5:17; Hebreos 13:7, 17). La soberbia nos hace olvidar que todo vino de Dios y que las bendiciones en nuestras vidas provienen de Él. Con el fin de ayudarnos a entender esto, Pablo pregunta: “¿o qué tienes que no hayas recibido?”—la respuesta es la humildad porque hace que los líderes cristianos nos demos cuenta que sin el poder de Dios no tenemos nada ni podríamos haber hecho nada.
1 Corintios 4:6-7
  • Liderazgo que padece: Los líderes cristianos son “insensatos por amor de Cristo.” Al sistema del mundo que nos rodea e incluso a otros creyentes les parece que la vida completamente entregada a Dios es insensatez. Aquellos a quienes Pablo les estaba escribiendo estaban actuando como si Jesús ya hubiese retornado y es así que sarcásticamente los acusa de no vivir correctamente (saciados, ricos, reinando, prudentes, fuertes, honorables). No obstante la experiencia de Pablo era muy diferente a lo que ellos imaginaban deberían ser sus posiciones como líderes cristianos. Sin embargo, Pablo entendió que esto era parte de su llamado y que Dios iba a obrar a través del padecimiento de Sus líderes para fomentar Su misión en este mundo y que la respuesta apropiada ante el maltrato que recibirían sería un testimonio de Jesús.
1 Corintios 4:8-13
  • Liderazgo mentor: Los líderes cristianos amonestan, reprenden y animan a través del discipulado personal. Cuando aquellos a quienes estamos liderando necesitan ayuda, entonces debemos estar allí para ayudarlos. Un líder cristiano es como un “padre espiritual” y él sabe quiénes son sus “hijos espirituales.” Los hijos espirituales pueden tener “diez mil ayos en Cristo” (a través de libros, otros creyentes, escuchando sermones de otros predicadores, etc.) pero tendrán un líder espiritual que actúe como un padre amoroso que invierte adrede en sus vidas. Pablo es esa persona para los corintios porque en un principio les dio el Evangelio y los discipuló. Él quiere que lleguen a ser seguidores de él. Es así que va a enviar a Timoteo ante ellos para que les recuerde el “proceder en Cristo” de Pablo (sus palabras y acciones o verdad y aplicación). Pablo está diciendo que ellos necesitan no sólo saber qué doctrina es la correcta sino también el cómo aplicar esa doctrina a sus vidas diarias. Pablo está dispuesto a mostrarles el cómo.
1 Corintios 4:14-17
  • Liderazgo que amonesta: Los líderes cristianos aplican la disciplina cuando es necesario. Así como un padre disciplina a un hijo cuando es necesario, del mismo modo lo hace un líder cristiano. Un pequeño grupo en Corinto tuvo un problema de soberbia y Pablo no tuvo miedo de señalarlo. Tenemos que proteger a aquellos que lideramos de aquellos que los engañan—aquellos que tienen un buen discurso y buenas palabras pero sin poder. Los que tienen el verdadero poder son los que predican el verdadero Evangelio porque es el poder de Dios para salvación a todo aquel que cree. Lideramos con amor y con un espíritu manso, pero algunas veces se requiere la “vara de la disciplina.”
1 Corintios 4:18-21; Romanos 1:16 Líderes en Entrenamiento: Ideas Prácticas de Liderazgo para la Iglesia
  • Asistencia fiel: Nuestros servicios en la iglesia son algunas de las cosas más importantes que hacemos toda la semana. Para el líder espiritual es uno de los momentos más beneficiosos para la edificación mutua porque los miembros de la iglesia se reúnen para cumplir su propósito. Necesitamos establecer el ejemplo y asistir a todos los cultos y actividades. Esto muestra seriedad e importancia ante otros. A menos que estemos enfermos, nuestros hijos estén enfermos, o estemos viajando fuera de la ciudad, deberíamos estar presentes en todos los cultos y actividades de la iglesia. (Por ejemplo, el momento más crucial para un equipo deportivo es el “día del juego.” Todos los demás días son para practicar o descansar, pero el “día del juego” es el día en que se requiere que todos estén—especialmente tiene que estar el entrenador y el pastor es el entrenador y los miembros de la iglesia son los jugadores.)
  • Sirviendo a otros: Venimos a la iglesia a servir—no para ser servidos (esto debería ser el lema de cada creyente). Por supuesto, si todos están sirviendo usted será bendecido por otros, pero la meta es que se lleven a cabo las bendiciones mutuas porque nos servimos los unos a los otros.
  • Una lista de ideas prácticas para el servicio en la iglesia local:
  • Sea la primera persona en llegar y la última persona en irse. No llegue tarde ni se vaya temprano. Asegúrese de planificar su tiempo con sabiduría para que pueda lograr esto.
  • No practique la música quince minutos antes del culto, sino más bien involúcrese con la gente.
  • Ore con el pastor antes del culto—él va a predicar la Palabra de Dios.
  • Traiga su Biblia y un cuaderno. Subraye los versículos claves y tome apuntes.
  • Siéntese en la primera fila—no en la parte de atrás (a menos que sea ujier y necesite estar ahí). Invite a que otros se sienten con usted y anime a otros a que se sienten adelante.
  • Escuche con atención—intente no dormirse, sino más bien haga lo que se necesite para prestar atención y no se distraiga jugando juegos en su teléfono, iPad o lo que sea. Las “biblias electrónicas” son una bendición pero también son una tentación para hacer cualquier cosa que no sea “leer la Biblia.”
  • Obedezca la “regla de los tres minutos”—cuando acabe el culto pase los primeros tres minutos hablando y teniendo comunión con gente que no conoce. Es muy fácil hablar con la gente que conocemos y pasar tiempo con amigos, pero usemos los primeros tres minutos para estar con nuestros invitados que han venido a visitar nuestra iglesia ese día.
  • Ayude en la limpieza—siempre hay formas de ayudar con la limpieza después del servicio, ¡involúcrese!
  • Ore con el pastor después del servicio y agradézcale a Dios por lo que hizo.
El Aspecto de un Líder: Vistiéndose para el Éxito
  • Por lo general no hay un conjunto de “aspectos” autorizados para la forma en la que debería lucir un líder, lo que ocurre es que aquello es designado por la cultura en la que está tratando de ser líder—pero incluso esto puede tener muchas excepciones porque existen muchas subculturas dentro de una cultura que permite que las reglas generalmente aceptadas sean quebrantadas o dobladas. (Por ejemplo, si quiere liderar a hombres de negocios entonces debería vestir una corbata, pero si quiere alcanzar a granjeros probablemente tendrá que dejar de lado la corbata. Si está liderando a ambos grupos al mismo tiempo, tendrá que escoger la ruta menos ofensiva.) Por consiguiente, cuando desea ser un líder dentro de la “cultura ampliamente aceptada” y dentro de “subcultura más angosta” el líder aspirante necesita hacer varias preguntas según los principios de liderazgo que quiere lograr y evaluar cómo debería ser su “aspecto” ante otros. La meta es: evitar estorbar sus metas de liderazgo a causa de su aspecto y en lugar de ello ayudar a fortalecerlas, reforzarlas y fomentarlas. A continuación presentamos unas cuantas preguntas y principios que podemos considerar:
  • ¿Qué visten los líderes establecidos en mi país?—Lo primero a considerar es simplemente descubrir la norma ya aceptada para los líderes en su cultura. El tiempo y la experiencia han determinado cómo lucir ante aquellos que quieren que los sigan. (Por ejemplo: ¿Qué visten los altos oficiales del gobierno? ¿Qué visten sus cónyuges? ¿Cómo luce él/ella ante otros? ¿Cuál es el estilo de peinado de él/ella?
  • ¿Qué visten aquellos que necesitan que las personas los respeten?—La segunda pregunta tiene que ver con lo que visten los líderes de un nivel inferior porque necesitan sobresalir de entre la multitud por razones de respeto. (Por ejemplo: ¿Qué viste el jefe de una compañía? ¿Qué viste el gerente de un supermercado o restaurante local? ¿Qué viste un maestro o director? ¿Qué viste un policía? ¿Hay alguna diferencia entre lo que el líder en estas situaciones viste y lo que viste el empleado normal, el cliente o el estudiante?
  • ¿Qué visten aquellos que necesitan que las personas confíen en ellos? —La tercera pregunta trata con la confianza. “La primera impresión” le dice mucho a las personas que conocemos. Nuestro aspecto le puede decir a las personas, “Soy digno de confianza” y otro aspecto puede decir, “Podría no ser digno de confianza.” Puesto que es líder necesita que las personas puedan confiar en usted. (Por ejemplo: ¿Qué viste un oficinista en un banco? ¿Qué viste el jefe en el banco? ¿Qué visten los doctores y enfermeras? ¿Qué viste un agente inmobiliario?)
  • Edad: Otra cosa que debe considerar el líder joven es el aspecto de la “edad.” Nuevamente, cada cultura es diferente en relación a la “edad” en la que puede ser aceptado un líder, pero si viste en concordancia con los líderes que se hallan dentro de ese rango de edad o viste de una forma que le hace parecer mayor, entonces puede ayudarle a vencer algunas de las normas culturales que pueden ser de estorbo al ser un líder joven.
  • Ofensivo: ¿Qué vestimenta es considerada ofensiva? ¿Qué quebranta las normas culturales que no podrían hacer que parezca líder? Puesto que el área de qué vestir y el aspecto que llevamos en general no se encuentran regulados estrictamente en la Biblia y puesto que tenemos libertad de conformarnos a las normas culturales siempre y cuando no quebranten los principios bíblicos (modestia, la atracción de la atención a nosotros mismos de una manera vana, etc.), entonces sería imprudente que un líder aspirante use adrede o ignorantemente su libertad para rebelarse en contra de la cultura de una forma ofensiva—liderando ofendiendo a la gente que quiere que le siga. (La excepción podría ser que la cultura siempre esté cambiando y así de ese modo las normas culturales son desafiadas y el “rompimiento de las tradiciones” se convierta en la norma cultural del momento. Estos tipos de cambios más extremos generalmente ocurren en un nivel subcultural y de ese modo dos lados culturalmente opuestos dentro de una cultura tendrán líderes que no se asemejen para nada.)
Preguntas de Repaso
  • ¿Cuáles son las áreas en el liderazgo en las que necesita cambiar?
  • Al ser un líder cristiano, ¿está siendo un buen ejemplo? ¿Por qué?
  • ¿Cuáles son los nueve principios cristianos de liderazgo mencionados?
  • ¿Qué ideas prácticas serían útiles para que comience a ejecutarlas en su iglesia?
  • Al ser líder, ¿cómo puede vestirse mejor para que tenga éxito?
Lorem ipsum dolor

FINDING THE PERFECT TRAILS TO NEWSLETTER

Recientes Articulos

ARCHIVOS