Directrices de la Invitación

Las Invitaciones son Llamados a la Acción

Después de predicar el Evangelio necesitamos tener el hábito saludable de invitar a aquellos que escucharon el mensaje a que respondan a la predicación que hicimos. Esto tiene muchos beneficios:

  • Ayuda a que el mensaje sea más práctico. Todo mensaje no sólo debería proclamar la verdad de Dios sino también debería llamar a la acción a la gente. Las verdades que enseñamos deberían hacer que la gente tome acciones.
  • Ayuda a que el predicador sepa cómo preparar su mensaje. Cuando prepare el mensaje debería hacerse preguntas como estas: ¿Qué quiere la Biblia que hagamos? ¿Cuál es el punto práctico de este mensaje? ¿Qué quiero que haga la gente? ¿Cómo ayudará este mensaje a la gente? ¿Qué llamado a la acción hay en este mensaje? ¿Cuál es la invitación?
  • Ayuda a los oyentes a que sepan cómo responder al mensaje predicado. Como maestros y predicadores de la Palabra tenemos que asegurarnos que la gente sabe cuál es el siguiente paso. No simplemente podemos presentarles muchos hechos y luego esperar que entiendan el resto. Tenemos que ayudarles a dar el siguiente paso.

La Invitación del Evangelio

Las invitaciones del Evangelio son sumamente importantes porque está llamado a la gente a que crea en Jesús. La forma en la que se lleva a cabo esta invitación varía dependiendo del contexto, la cultura y el grupo al cual le está hablando. No obstante hay una estructura básica sobre cómo hacer esto y es algo parecido a esto: (1) Después que las personas escuchan el Evangelio predicado, les preguntamos si quieren creer; (2) luego les pedimos que se muestren con algún indicador (levantando la mano, parándose, pasando al frente, yendo a buscar a un consejero, haciendo una oración, etc.); (3) y finalmente muchos le harán seguimiento a ese indicador teniendo algún tipo de instrucción—que usualmente conduce a una reunión con un miembro de la iglesia que explica el Evangelio para que la persona pueda entender y creer verdaderamente.

Necesitamos ser cuidadosos cuando demos las invitaciones del Evangelio para no hacer que la gente se sienta falsamente segura acerca de su salvación, no presione para que se tomen decisiones rápidas, no conduzca a las personas en oraciones sino más bien asegúrese que haya un tiempo adecuado para que puedan entender el Evangelio, arrepentirse de sus pecados y creer en Jesucristo. (No malentienda esto, tenemos que ser personas cruciales y estar llamando constantemente a las personas al arrepentimiento y a creer mientras que al mismo tiempo esperamos que Dios obre y salve a los pecadores.) Algunas veces las personas que responden a la invitación del Evangelio no creen en ese momento (y está bien) pero un discipulado puede ayudar a que entiendan plenamente el Evangelio y finalmente crean. (Recuerde que siempre debería haber un paso siguiente para todo aquel que responda aunque no esté listo para creer de inmediato.)

He descubierto que lo que describo a continuación es una forma útil de dar la invitación del Evangelio después que se predica el mensaje:

  • El pedido: “Oremos. Por favor incline su cabeza y cierre los ojos. Mientras tiene la cabeza inclinada y mantiene los ojos cerrados, quiero hacerle una pregunta antes de orar. ¿Está seguro que Jesús ha perdonado sus pecados? ¿Está seguro que Jesús lo ha salvado? Si no está seguro, quiero hacer una oración por usted. (No quiero avergonzarlo, pero me gustaría orar por usted.) Quiero orar para que Dios le ayude a entender el Evangelio y crea en Él.”
  • El indicador: “¿Podría levantar la mano para que pueda orar por usted? Si es así, levante la mano ahora mismo para que pueda orar por usted. Si no está seguro de su salvación, pero quiere estar seguro, entonces levante su mano y oraré por usted. (Gracias, veo su mano. Puede bajarla ahora.)”
  • La oración: “Oremos, amado Padre celestial, oro por aquellos que levantaron sus manos lo que significa que no están seguros de que sus pecados están perdonados pero que quieren recibir el perdón. Quizás tienen dudas o están listos para confiar en ti. Oro para que hoy sea el día de su salvación. Ayúdales a arrepentirse y a que pongan su confianza solamente en ti. En el nombre de Jesús, ¡amén!”
  • El seguimiento: Después hacemos que los pastores o creyentes maduros de la iglesia le hagan seguimiento a aquellos que levantaron la mano. El predicador puede indicar quiénes levantaron sus manos o ellos pueden estar observando. Luego ellos se les acercan y dicen, “Vimos que levantó la mano (el pastor me dijo que levantó la mano) porque no está seguro de su salvación, ¿es algo de lo cual quiere saber hoy? ¿quiere creer en Jesús hoy? ¿Quiere entender más sobre ello?
  • Si ellos responden con un “¡Sí!” entonces puede responder diciendo, “Grandioso, vamos al ambiente de al lado para ver algunos versículos bíblicos para que así comprenda plenamente el Evangelio y así esté listo para creer en Jesús, ¿está bien?”
  • Si ellos responden con un “No” o “¡No ahora!” entonces puede responder diciendo, “¡No hay problema! Seguiremos orando por usted. Si tiene preguntas búsqueme a mí o al pastor y nos encantará ayudarlo.”

 

La Invitación del Discipulado

La invitación del discipulado tiene tres factores:

  • La invitación de la “aplicación práctica”: El pastor da esta invitación a la iglesia después que el mensaje se ha predicado. El pastor indica la aplicación práctica que se necesita hacer en las vidas de los creyentes y cómo lograrlo.
  • La invitación del “Evangelio-discipulado”: Esta invitación es más personal donde los creyentes de la iglesia local invitan a incrédulos a estudiar la Biblia con ellos en un escenario personal o un grupo pequeño para que así puedan ayudarles a entender las verdades del Evangelio.
  • La invitación “Sígueme”: Esta invitación también es personal pero consta de algo más que estudiar la Biblia—es invitar a otro creyente a una relación de discipulado con usted para que pueda ayudarle a volverse un creyente maduro que produce discípulos.

Preguntas de Repaso

  • ¿Cuáles son los beneficios de tener invitaciones?
  • ¿Qué es la invitación del Evangelio?
  • ¿Cuáles son las tres partes principales de la invitación del Evangelio?
  • ¿Qué ejemplo de la invitación del Evangelio se da?
  • ¿Cuáles son los tres factores de la invitación del discipulado?

Directrices de Honra

Mostrando Honra dentro de la Iglesia Local

Debe de haber un espíritu agradable entre los creyentes, especialmente entre aquellos que tienen comunión dentro de la iglesia local. Debemos amarnos los unos a los otros, pelear en contra del pecado, ser amables los unos con los otros, servir al Señor juntos, orar juntos, ayudarnos los unos a los otros cuando haya hermanos en necesidad, ser hospitalarios los unos con los otros y honrarnos los unos a los otros.

Romanos 12:9-13

Es dentro de este contexto que la Biblia dice, “en cuanto a honra, prefiriéndoos los unos a los otros.” Esto significa que tenemos que mostrar gran respeto y reverencia por otros creyentes poniéndolos primero. Tenemos que superarnos dándonos honor los unos a los otros. No tenemos que honrarnos a nosotros mismos.

Pero no sólo deberíamos estarnos honrando los unos a los otros, también deberíamos estar honrando a aquellos hombres y mujeres que sobresalen por su servicio al Señor. Pablo quería que la iglesia honre a Epafrodito porque casi muere por la obra de Cristo. Arriesgó su vida. Y tenemos que “tener en estima (u honrar) a los que son como él.”

Filipenses 2:28-30

Finalmente, también deberíamos honrar a los pastores o a aquellos que cumplen un servicio a tiempo completo y que son dignos de ello. La iglesia local tiene que reconocer y estimarlos altamente en amor por causa de su obra. Uno que es digno de tal honra es fiel trabajando duro, supervisando y cuidando la iglesia y amonesta y enseña la Palabra de Dios.

1 Tesalonicenses 5:12-13; Hebreos 13:7, 17

Como conclusión tenemos que:

  • Honrarnos unos a los otros, poniendo a otros primero.
  • Honrar a creyentes específicos por su servicio sobresaliente a Dios.
  • Honrar a pastores dignos que lideran fielmente a sus iglesias.

Recuerde, la muestra de honra siempre tiene que estar en el contexto de la gracia de Dios. Nosotros no hemos hecho nada digno de gran honra pero por la gracia de Dios podemos lograr algo para Él. Es así que estas formas de honra deberían reflejar toda la gloria a Dios por las grandes cosas que ha hecho y deberíamos ser humildes por la forma que nos ha usado y esperar que esto inspire a otros para que sirvan a Dios con todo su corazón, alma, mente y fuerza.

1 Corintios 15:10

Honrando a Miembros de la Iglesia

Hay diferentes formas y métodos que las iglesias han implementado para honrar a los miembros de la iglesia en las iglesias locales. A continuación presentamos algunas ideas y formas en las que podemos honrar a otros.

  • Honrando a miembros de la iglesia por el servicio fiel. Aquellos miembros que han sido fieles sirviendo en la iglesia deberían ser honrados por su trabajo.
  • Honrando a miembros fieles que se están mudando. Los miembros que tienen que dejar nuestra iglesia en buenos términos y por razones entendibles (como una mudanza a una nueva ciudad o escuela) deberían ser honrados y recibir nuestra oración.
  • Honrando a miembros específicos por su servicio sobresaliente a Dios. Quizás alguien ha sufrido persecución o ha ayudado a la iglesia en gran manera.

Cada iglesia puede pensar en diferentes formas de honrar a sus miembros en su determinado contexto local. Lo siguiente son sólo unas cuantas ideas: escriba cartas de reconocimiento; compre una torta; dé pequeños regalos a cada uno de los miembros de la familia (niños—juguete pequeño; esposa—flores/chocolates; esposo—libro); haga que otros miembros se pongan de pie y den palabras de aprecio; tenga un tiempo especial de oración para ellos.

Honrando a Líderes de la Iglesia (Predicadores, Pastores, Misioneros)

También tenemos que honrar a predicadores y aquellos que han estado fielmente en el servicio a tiempo completo.

  • Licenciando (autorizado para predicar el Evangelio): La licencia ocurre cuando la iglesia local y su liderazgo reconocen el don del varón para predicar el Evangelio y así muestran su aprobación autorizándolo para predicar el Evangelio.
  • Propósito: Honrar a aquellos que se sienten llamados a predicar y separarlos del resto.
  • Requisitos: Dar testimonio de su llamamiento personal a predicar y haberlo ejercido. La iglesia y el liderazgo pueden testificar todo esto y darle su aprobación a este varón.
  • Certificado: Se le otorga un “Certificado de Licencia” como forma de honrarlo, el cual dice, “Se certifica que, Nombres y Apellidos, ha dado la evidencia necesaria que Dios lo ha dotado para el Ministerio del Evangelio; queda autorizado para predicar el Evangelio del Señor Jesucristo según tenga la oportunidad; y para ejercer sus dones en la obra del ministerio por parte de la Nombre de la Iglesia en Ciudad, Estado/Provincia, Fecha.” Luego los líderes de la iglesia firman el certificado en la parte inferior.
  • Regalo: Una Biblia que representa el fundamento de todo lo que hacemos en el ministerio.
  • Comisionando (comisionado para ir y comenzar iglesias): El comisionar ocurre cuando la iglesia local y su liderazgo reconocen el don del hombre para llevar a cabo la gran comisión y así muestran su aprobación comisionándolo para ir y hacerlo.
  • Propósito: Honrar a aquellos que se sienten llamados a ser misioneros o plantadores de iglesias y separarlos del resto puesto que representarán a las iglesias enviadoras cuando vayan a realizar su ministerio.
  • Requisitos: Dar testimonio del llamado personal a ser misionero o plantador de iglesias, cumplir con el entrenamiento necesario y explicar el plan para seguir adelante. La iglesia y el liderazgo pueden testificar todo esto y darle su aprobación a este varón.
  • Certificado: Se le otorga un “Certificado de Comisión” como forma de honrarlo, el cual dice, “Por la presente certificamos que, Nombres y Apellidos, ha sido enviado para llevar a cabo la Gran Comisión de nuestro Señor Jesucristo haciendo discípulos a través de la propagación del Evangelio, realizando el bautismo en el nombre del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, enseñando la Palabra de Dios y plantando Iglesias Locales Neotestamentarias, bajo la autoridad de la Nombre de la Iglesia en Ciudad, Estado/Provincia, Fecha.” Luego los líderes de la iglesia firman el certificado en la parte inferior.
  • Regalo: Un globo terráqueo o mapa que representa su misión.
  • Ordenación (ordenado para el servicio a tiempo completo): La ordenación ocurre cuando la iglesia local y su liderazgo así como otros varones ordenados reconocen el llamado al ministerio de un varón y así muestran su aprobación ordenándolo para el ministerio.
  • Propósito: Honrar a aquellos que se sienten llamados al ministerio a tiempo completo y separarlos del resto.
  • Requisitos: Dar testimonio de su llamado personal al ministerio y un tiempo de prueba que le haya permitido crecer en gracia, doctrina y experiencia ministerial y que haya mostrado un compromiso con la fidelidad. La iglesia y el liderazgo pueden testificar todo esto y darle su aprobación a este varón.
  • Certificado: Se le otorga un “Certificado de Ordenación” como forma de honrarlo, el cual dice, “Nosotros, los abajo firmantes, bajo la recomendación y pedido de la Nombre de la Iglesia en Ciudad, Estado/Provincia la cual ha tenido el tiempo suficiente para juzgar los dones dados por Dios y después de un examen satisfactorio de la experiencia cristiana, llamado al ministerio y posturas de la doctrina bíblica, por la presente certifica que, Nombres y Apellidos, fue solemne y públicamente separado y ordenado para la obra del Ministerio del Evangelio por la autoridad y orden de la Nombre de la Iglesia en Ciudad, Estado/Provincia, Fecha.” Luego los líderes de la iglesia y otros varones ordenados firman el certificado en la parte inferior.
  • Regalo: Una espada de un guerrero hábil que va a la batalla lo que representa a la Palabra de Dios con un varón de Dios probado.

Preguntas de Repaso

  • ¿Cómo se tiene que mostrar honra en la iglesia local?
  • ¿En qué contexto siempre debería estar el mostrar honra?
  • ¿Cuáles son algunas de las formas en la que se puede honrar a los miembros de la iglesia?
  • ¿Cuáles son algunas de las formas en las que honramos a los predicadores?
  • ¿Cuáles son algunas de las formas en las que puede comenzar a honrar a las personas en su iglesia?