¿Cuándo se enseñó por primera vez el rapto pre-tribulación? parte #3

by | Jun 27, 2017 | Ministerio

¿Cuándo se enseñó por primera vez el rapto pre-tribulación? parte #3

by | Jun 27, 2017 | Ministerio

Lee la primera parte aquí

Lee la segunda parte aquí

LOS APÓSTOLES

Cuando se trata de la sana doctrina, lo fundamental no es lo que uno ha enseñado o no ha enseñado en la historia de la iglesia. Es “lo que dice el Señor.” Punto. La Biblia es la única autoridad de fe y práctica. No es una autoridad entre muchas, y tampoco se puede confirmar como autoridad lo que dicen los “padres de la iglesia” y los “teólogos.”

Lo fundamental es que los apóstoles y los cristianos primitivos interpretaron la profecía literalmente.

Creyeron en el inminente retorno de Cristo.

“Porque ellos mismos cuentan de nosotros la manera en que nos recibisteis, y cómo os convertisteis de los ídolos a Dios, para servir al Dios vivo y verdadero, y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera” (1 Ts. 1:9-10).

Los apóstoles y profetas enseñaron que el retorno del Señor “se acerca” (Ro. 13:12; Fil. 4:5; 1 P. 4:7; Ap. 1:3).

Creyeron en el rapto de los santos neotestamentarios.

Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza. Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él. Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras” (1 Ts. 4:13-18).

Creyeron que los santos neotestamentarios serían salvos de la tribulación venidera.

Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo” (1 Ts. 5:9).

Creyeron en un anticristo literal.

“Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios” (2 Ts. 2:3-4).

Creyeron en un retorno literal de Cristo y en un cumplimiento literal de la profecía del Antiguo Testamento.

Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio, y él envíe a Jesucristo, que os fue antes anunciado; a quien de cierto es necesario que el cielo reciba hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, de que habló Dios por boca de sus santos profetas que han sido desde tiempo antiguo” (Hch. 3:19-21).

 

Creyeron en el cumplimiento literal de los pactos de Israel después de la era de la iglesia.

Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles; y luego todo Israel será salvo, como está escrito: Vendrá de Sion el Libertador, que apartará de Jacob la impiedad. Y este será mi pacto con ellos, cuando yo quite sus pecados” (Ro. 11:25-27).

CONCLUSIÓN

Hermanos, no permitan que nadie les quite la interpretación literal de la profecía y el inminente retorno de Cristo que es la Esperanza Bienaventurada. Estamos esperando a Cristo, no al anticristo.

Una gran porción de la Biblia está constituida por profecía, y muchas de ellas no se han cumplido todavía. La porción que se ha cumplido se ha cumplido literalmente. Podemos pensar en las grandes profecías mesiánicas de la primera venida de Cristo en Salmos 22 e Isaías 53. Las profecías son impresionantes en detalles y cada detalle se ha cumplido “literalmente.”

Además, si no interpretamos la profecía según el método “literal normal” entonces no hay forma de determinar con seguridad lo que quiere decir.

Una interpretación literal de la profecía da como resultado que la iglesia no es Israel y que los pactos de Israel se cumplirán después de la era de la iglesia.

Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles; y luego todo Israel será salvo, como está escrito: Vendrá de Sion el Libertador, que apartará de Jacob la impiedad” (Ro. 11:25-27).

La semana número 70 de Daniel 9:24-27 le corresponde a Israel, no a la iglesia. Cada evento de las 70 semanas le pertenece a “tu pueblo [el pueblo de Daniel] y sobre tu santa ciudad [Jerusalén]” (versículo 24). Antes que Dios le ponga la atención, por así decirlo, al cumplimiento de los pactos antiguos de Israel, incluyendo el pacto davídico de 2 Samuel 7, la iglesia será raptada y no verá la venida del anticristo y las otras señales que preceden inmediatamente al glorioso retorno de Cristo.

La doctrina del rapto pre-tribulación no es una doctrina menor. Jesús, Pablo, Jacobo y Pedro enseñaron que la venida de Cristo es inminente y que puede ocurrir en cualquier momento (Mt. 24:44; Fil. 4:5; Stgo. 5:8-9; 1 P. 4:7). Los cristianos primitivos vivieron con esta expectativa (1 Ts. 1:9-10).

La doctrina del rapto pre-tribulación es una gran motivación para purificar la vida cristiana.

  1. Le anima al creyente ante las pruebas y persecuciones. “Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras” (1 Ts. 4:17-18).
  2. Hace que la iglesia mantenga su enfoque en la Gran Comisión (Mt. 28:18-20; Mr. 16:15; Lc. 24:44; Hch. 1:8). D. L. Moody tenía razón cuando dijo: “Veo este mundo como un barco naufragado. Dios me ha dado un bote salvavidas y me ha dicho, ‘Moody, salva a todos los que puedas.’”
  3. Motiva a los creyentes para que estén ocupados en la obra del Señor (1 Co. 15:58).
  4. Motiva a los creyentes para que vivan vidas de obediencia (1 Jn. 3:1-3; 1 Ts. 5:4-7).
  5. Motiva a los creyentes para que se separen de la maldad (Tit. 2:13-14).
  6. Hace que los creyentes estén atentos ante la herejía y la apostasía (2 Ti. 4:3-4; 1 Jn. 2:24-28).

Escrito por D. Cloud

Suscríbete y

Recibe hoy un libro de Regalo

¿Quiénes Somos?

Acerca de Nuestra Generación

Somos un grupo de amigos de diferentes Iglesias Bautistas comprometidos con alcanzar a nuestra generación con el evangelio de Jesucristo.

Nuestros articulos populares

ARCHIVOS

0 Comments

Listo para leer el siguiente artículo?

Creacionismo v/s Evolucionismo

Si estás estudiando en el colegio o en la universidad te habrás dado cuenta cómo ha cambiado la ciencia en los últimos años. Lo que antes era una teoría, hoy prácticamente es un hecho. Me asombra ver cómo en los últimos diez años se está enseñando en los distintos...