Sobreviva – Prospere en la vida #2 Jeffrey Bush

by | Ene 5, 2018 | Sobreviva | 0 comments

Sobreviva – Prospere en la vida #2 Jeffrey Bush

by | Ene 5, 2018 | Sobreviva | 0 comments

CALLE LAS VOCES

De niño me gustaba ver los Picapiedra. A todos aquellos que nacieron después de la era de los Picapiedra… ¡les digo que se perdieron de un gran clásico! Bueno, en varios episodios Pedro tenía que tomar una decisión. Es así que se le presentaba un ángel en cada lado de sus hombros, uno le tentaba a hacer lo malo y el otro le decía que haga lo bueno. Pedro escuchaba a un ángel y luego al otro y quedaba confundido con respecto a qué hacer. Finalmente callaba a uno y escuchaba al otro.

Muchas veces parece que tenemos una voz subconsciente que nos dice o nos tienta a hacer algo. Algunas veces escuchamos la voz de la acusación, tristeza o ira. Escuchamos que no somos dignos, que no somos amados, que no somos apreciados y que no somos capaces. Escuchar este tipo de voz hace que muchas personas no deseen vivir, amar o servir. En lugar de prosperar, la voz hace que las personas vayan para atrás y así dañan matrimonios, familias, ministerios y sus propias vidas.

Cuando una persona llega a ser salva el Espíritu Santo llega a morar en él (Efesios 1:13-14; 4:30; 1 Corintios 6:19; 3:16). Aunque las viejas voces ahora están bajo nueva propiedad, todavía se presentan para rondar al hijo de Dios. La Biblia es luz para los hijos de Dios para que vean un mundo de pecado, pero muchas veces nos olvidamos de encender la luz.

La solución se encuentra en el Espíritu Santo que vive dentro del hijo de Dios y la Biblia que hemos recibido. Pero incluso el creyente puede escuchar la voz de duda, temor o preocupación y en muchas ocasiones el Espíritu Santo y la Biblia se atenúan hasta el punto de casi no existir. ¿Entonces cómo nos deshacemos de esa voz? La respuesta es la fe. Esas voces pueden ser calladas mediante nuestra fe.

Parece un cliché decir simplemente que la “fe se ocupará de ello,” pero es mucho más que eso. La respuesta está en la Palabra de Dios, pero tenemos que usar nuestra fe para practicar lo que la Biblia enseña. Tenemos que recordar, reflejar y reaccionar ante lo que enseña la Palabra de Dios. Tenemos promesas específicas dentro de la Palabra de Dios las cuales podemos usar para callar las voces. ¿Qué ha prometido Dios?

Es un Dios Bueno

Hay muchos “dioses” que ofrecen las religiones pero todos ellos deben ser “apaciguados” de algún modo. El Dios verdadero no necesita que usted haga algo; Él lo hizo todo por usted en la cruz. Él dio a Su Hijo por nuestra salvación. No es un Dios mezquino, crítico o cruel que busca atrapar a alguien que esté haciendo lo malo; es un Dios amoroso que quiere bendecirlo.

Dios le ha dado vida, bendiciones diarias y promesas innumerables. “Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad” (Lamentaciones 3:22-23).

En Hebreos 13:5 nos ha prometido que no nos dejará ni desamparará y en Romanos 8:38-39 dice que nada puede separarnos de Su gran amor. ¡Qué consuelo saber que Mateo 28:20 dice que cuando servimos a nuestro Dios y llevamos las buenas nuevas, Él irá al lado de nosotros! Dios no nos lanzó al mundo y nos dijo que nos mantengamos solos. Nos ha dado Su Palabra como mapa de ruta y nos ha prometido ir con nosotros. ¡Eso es un Dios bueno!

Recuerde Quién es en Cristo

Usted es protegido, bendecido, ayudado y amado. Está justificado, reconciliado, perdonado y liberado. ¡También tiene vida eterna, favores inmerecidos y Su presencia constante y consistente!

Usted es linaje escogido, real sacerdocio, nación santa,  pueblo adquirido por Dios (1 Pedro 2:9).

Tiene protección al estar en las manos de Dios, lo que significa que nadie puede arrebatarnos (Juan 10:28-29).

Usted es más que vencedor (Romanos 8:37).

Tiene todas las promesas de Dios que son en él Sí, y en él Amén (2 Corintios 1:20).

Es acepto en el Amado (Efesios 1:6)

Es creado formidable y maravillosamente (Salmos 139:14).

Recibe más amor que el que una madre puede dar a su hijo (Isaías 49:15).

Se le han dado preciosas y grandísimas promesas (2 Pedro 1:4).

Piense en lo Que Puede Hacer con Él Estando de Su Lado

Puede vivir, continuar y vencer cualquier obstáculo. Puede tener gozo, paz y contentamiento. Puede tener sabiduría, guía, fortaleza y vivir con propósito.

Todo lo puede en Cristo (Filipenses 4:13).

Es más grande que su enemigo el diablo porque mayor es el que está en usted, que el que está en el mundo (1 Juan 4:4).

Tiene seguridad y acceso con confianza a Dios mediante la oración (Efesios 3:12; Romanos 5:2; Hebreos 4:16).

Puede vencer porque es un vencedor (1 Juan 5:4-5).

Es tiempo de callar las voces recordando el poder que tiene en Cristo. El apóstol Pablo nos da un testimonio poderoso en 1 Corintios 2:9: “Antes bien,  como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman.” Si queremos callar efectivamente las voces que tratan de llevarnos abajo, necesitamos decidir enfocarnos en Sus promesas. Dios tiene muchas cosas para usted y también ya le ha dado mucho. Reemplace las voces de mentiras con las voces de verdad.

0 Comments

Submit a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Lorem ipsum dolor

FINDING THE PERFECT TRAILS TO NEWSLETTER

Recientes Articulos

ARCHIVOS