Motivando a tus alumnos

by | Dic 1, 2016 | Ministerio | 0 comments

  1. Ayude a que los estudiantes se identifiquen con usted.
    1. El estudiante necesita sentir que el maestro lo entiende.
    2. No sea muy técnico.
    3. No trate de impresionar con sus palabras.
    4. Simplemente diga la verdad.
    5. Intente entender el mundo en el que viven y lo que están pasando.
      1. Tiene que entenderlos.
      2. Debe ser capaz de relacionar la verdad real con la vida real.
      3. Entiéndalos y luego entenderá cómo hacer que la Biblia se aplique a ellos.
      4. No puede vivir en una burbuja y entender el mundo real.
    6. Cuénteles sus propias luchas.
      1. Si es perfecto va a desanimar más que motivar porque nadie podrá relacionarse con usted.
      2. Si Dios le ayudó entonces ellos pueden pensar que Él también puede ayudarlos.
      3. No se preocupe tanto con guardar su apariencia, eso hará que no pueda ayudarlos a ver cómo Dios obró en su vida.
    7. Desarrolle una relación personal con sus estudiantes.
      1. Más es captado que enseñado.
      2. Sea un amigo.
      3. Preocúpese por sus vidas y lo que les sucede.
      4. Escuche para poder hablar.
      5. Haga preguntas y llegue a conocerlos.
    8. Esté dispuesto a reírse de sí mismo.
      1. Si se obsesiona demasiado en usted entonces los estudiantes nunca se identificarán con usted.
      2. Si comete un error simplemente ríase con todos los demás.
      3. Diviértase.
      4. Haga que ellos se diviertan estando con usted.
      5. Si es verdadero ellos lo sabrán. Y mostrarse como ser humano significa que algunas veces algo divertido ocurrirá.
  1. Crea en sus estudiantes y asegúrese que ellos lo saben.
    1. Sea honesto con respecto a su desarrollo.
      1. Observe las cosas pequeñas.
      2. No mienta con respecto a ellos para alabarlos.
      3. Obsérvelos y vea su crecimiento.
    2. Descubra lo que están haciendo por lo cual pueda elogiarlos.
    3. Puede mostrarles lo que están haciendo mal siempre que primero les muestre lo que están haciendo bien.
      1. Ellos necesitarán que los corrija.
      2. Ellos ya tienen gente que se queja de ellos, entonces ¿qué hay de encontrar algo positivo para decirles?
      3. Diga más las cosas positivas.
      4. Ellos reciben una paliza en todo sitio y quizás también en casa.
      5. Cree un ambiente donde se cree en ellos.
    4. No sea crítico.
      1. Es fácil ver todos sus errores.
      2. Ayúdelos a mejorar pero no esté “siempre rebajándolos”.
    5. Sea crítico pero sólo cuando sepan que los ama.
    6. Alguien dijo que a ellos no les importa cuánto sabe hasta que saben cuánto se preocupa por ellos.
    7. Encuentre su potencial, permítales saber que lo puede ver, y continúe diciéndoles que cree en ellos y que sabe que pueden alcanzar su potencial.
    8. Alábelos públicamente.
    9. Emociónese por sus logros.
    10. Ayúdelos a ver dónde pueden estar.
    11. Tenga una visión doble.
      1. Vea dónde están y dónde pueden estar.
      2. Haga que lo escuchen decir que ellos son hombres poderosos de valor.
  1. Ayúdelos a creer que Dios puede usarlos.
    1. Procure no estar diciéndoles lo que tienen que hacer.
      1. Debería ser cómo hacerlo.
      2. Debería ser por qué hacerlo.
    2. Si les decimos qué tienen que hacer sin decirles el cómo hacerlo ellos sólo se desanimarán y serán derrotados.
      1. Ellos podrían no leer la Biblia simplemente porque no saben cómo.
      2. Muéstrele al estudiante cómo leer y conseguir algo de la Biblia,
      3. Muéstreles cómo hacer los devocionales.
      4. Enséñeles cómo hacerlo de manera divertida y cómo desarrollarlos.
    3. Ayúdelos a ver cómo la Palabra de Dios obra en sus vidas.
    4. Ayúdelos a aprender a aplicarla.
      1. Si les enseñamos los hechos y la información entonces no se interesarán.
      2. Si ellos saben cómo funcionará en sus vidas entonces les gustará.
      3. Si ven cómo esto los hará exitosos entonces tendrán ganas por aprender.
    5. Entonces si los entiendo y sé dónde viven entonces puedo darles un mapa para que lleguen a donde Dios quiere que estén.
    6. No podemos descender de los lugares celestiales, decir algo de la Biblia y luego simplemente regresar a los lugares celestiales.
    7. Si ven cómo la Palabra de Dios obra en sus vidas entonces querrán escuchar y aprender.
    8. Ellos llegarán a ser bendecidos y exitosos.
    9. Ellos verán cómo Dios puede usarlos porque la Biblia se aplica a ellos y obra en sus vidas.

Consejos de la reunión de obreros de la Iglesia Bautista Vision con Pastor Guillermo Gardner.

0 Comments

Submit a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Lorem ipsum dolor

FINDING THE PERFECT TRAILS TO NEWSLETTER

Recientes Articulos

ARCHIVOS