Lo Que Debe Hacer el Pastor en Su Administración y Su Trabajo Organizado – listas de Criswell #6

by | Abr 11, 2016 | Ministerio | 0 comments

Lo Que Debe Hacer el Pastor en Su Administración y Su Trabajo Organizado – listas de Criswell #6

by | Abr 11, 2016 | Ministerio | 0 comments

1. Que el pastor ore para que Dios lo ayude a ser un buen administrador de la iglesia. Necesita toda la sabiduría ejecutiva de una corporación.

2. Planee un gran programa para la iglesia. Sueñe sueños para el bien de la gente y crea que con la ayuda de Dios puede hacer el sueño realidad.

3. Desarrolle un programa balanceado para encontrar todas las necesidades de la gente y del reino de nuestro Señor, recordando que la Escuela Dominical es el más grande instrumento que tenemos para alcanzar a la gente.

4. Conozca el personal de la Escuela Dominical y su trabajo. Visite con ellos en su trabajo en cualquier tiempo que sea y por donde quiera que sea posible.

5. Espere excelencias de los obreros y del liderazgo de la iglesia. Dé responsabilidades a los miembros que ayudan y a los laicos, y depende de ellos que hagan el trabajo bien. Cuando la autoridad es delegada, apoya a quien le fue asignado, especialmente cuando confronta con miembros enojados. Dé a los miembros elegidos la libertad para funcionar.

6. Jáctese de cada uno. La gente ama la alabanza. Alabe a los obreros y a los líderes públicamente. Aliéntelos a hacer más para Jesús.

7. Que el pastor esté ligado con todas las actividades de la iglesia de alguna manera. Que él sepa de cada área de la vida de la iglesia y que conozca lo que está pasando.

8. Que el pastor trabaje y elija y encomiende sin parcialidad. Es fácil mostrar parcialidad a la gente de medios-gente de habilidad para ser líder-gente con mucho talento- gente con encantadora personalidad, pero hay muchos otros que necesitan ser reconocidos.

9. Construya una Escuela Dominical fuerte. La Escuela Dominical es el nervio de la iglesia. Si la Escuela Dominical crece, la iglesia crece. Se necesita estar bien apoyados por obreros entrenados. Se necesita un programa de constante entrenamiento. Son necesarias semanas de oración, de estudio y preparación. El pastor debe ser un ansioso sostenedor de la Escuela Dominical y decirlo con frecuencia, que él está dependiente de la Escuela Dominical para el exito del programa. En la mayoría de nuestras iglesias, mucha de la gente perdida son ganados al Señor a través de los departamentos de la Escuela Dominical.

10. Que el pastor particularmente tome mayor ventaja en la experiencia del grupo de 51 hasta 64 años de edad. Este es un tiempo de logros, financiera y socialmente, para muchos. Muchos son profesionales y han sido importantes en su campo. Muchos de ellos han crecido espiritualmente y han sido activos en la vida de la iglesia. No solamente pueden contribuir a la necesidad del liderazgo, sino que pueden ser una tremenda ventaja para el programa financiero de la iglesia.

11. Involucre toda la gente que puede en oportunidades para el servicio. Discipule creyentes. Entrénelos para ponerlos como líderes en la iglesia. Organícelos en círculos de ganar almas. Manténgalos a través de los años.

12. Planee y siga los planes hechos para los distintos ministros. Construyamos nuestro trabajo más allá de estas cuatro paredes del santuario.

13. Intente reuniones con los obreros de la iglesia en forma regular. Reúnase con ellos a menudo en forma individual. Que un reporte espléndido, de un espíritu de amor, caracterice la relación entre el pastor y sus obreros.

14. Cérquese usted mismo con gente que amen al Señor y a su obra.

15. Use diáconos y comitivas de diáconos para ayudarlo en su ministerio, especialmente en la administración de la iglesia.

16. Pase tiempo con los hombres que Dios ha puesto en su camino. Discipule estos hombres; haga de ellos verdaderos siervos de Cristo. Derrame su vida en ellos.

17. Ore siempre y por sus nombres, por esos hombres que fueron elegidos al compañerismo de los diáconos, que trabajen en las señaladas comitivas, y por todos los cuales enseñan y entrenan en la organización de la iglesia.

18. Exprese gratitud y apreciación por sus obreros. Mucha gente da de si misma, sus talentos, su tiempo para el servicio del Señor. Dios bendecirá, pero seguramente es alentador para ellos que otros expresen gratitud y apreciación.

19. Establezca metas escritas para cada área y división y departamento en la iglesia y analice el progreso hacia las metas en una forma regular.

20. Mantenga correctas y estrictas practicas de negocios y proceder en cada función de la iglesia. Ninguna duda debe haber sobre nuestro programa financiero.

21. Tenga una biblioteca en la iglesia y anime a los miembros a usar los materiales. Sus vidas pueden ser enriquecidas. Los maestros pueden mejorar sus enseñanzas si ellos encontraran y usaran materiales apropiados. Dios habla a través de las hojas impresas, también.

22. Establezca definidos, apropiados, respetables códigos de conducta y vestimenta de aquellos que participan en el trabajo regular y en el servicio de la iglesia.

23. Involucre tantos obreros como sea posible para planear el programa para la iglesia. Esto mejorará grandemente y profundamente sus intereses.

24. No vacile en gastar cualquier cantidad de tiempo discutiendo métodos de cómo mejorar las practicas de administración de la iglesia, con los laicos capaces.

25. Reconozca el valor del preescolar (Cuna, Nursery, Principiante), que abarca el programa de la iglesia.

26. Anime a los hombres a enseñar a los niños. ¿Cómo puede un niño que no tiene un padre cristiano desear relatar a nuestro Padre celestial, a menos que le proveamos una relación con hombres cristianos?

27. Anime a gente capaz de enseñar en las áreas de niños.

28. Complementar el liderazgo con niños. Usualmente ellos son olvidados.

29. Guíe a la iglesia adecuadamente para proveer para las necesidades de los niños para todo el año.

30. Tenga clases para todas las edades en la preparación para el bautismo y la membresía de la iglesia.

31. Recuerde que las mujeres de la iglesia pueden ser un vasto recurso de ayuda si son cultivadas en una manera positiva.

32. Ante cualquier problema, siempre pregúntese a sí mismo esta pregunta: ¿Cómo Jesús encararía esta situación?

Del libro El Pastor y su Ministerio por W. A. Criswell

0 Comments

Submit a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Lorem ipsum dolor

FINDING THE PERFECT TRAILS TO NEWSLETTER

Recientes Articulos

ARCHIVOS