Distorsión de la soberanía de Dios

by | Feb 13, 2017 | Teología | 0 comments

La clave del calvinismo es la doctrina de la depravación total del hombre; por lo tanto, es necesario que entendamos que detrás de esta creencia se encuentra algo mucho más fundamental, la grave incomprensión respecto a la soberanía de Dios. C. Greeg Singer nos recuerda en su libro John Calvino: Sus raíces y frutos, que “el secreto de la grandeza de la teología de Calvino yace en su comprensión de la enseñanza bíblica de la soberanía de Dios”. Pero de hecho, él no captó la enseñanza bíblica, sino que la distorsionó. El calvinismo coloca tal énfasis en la soberanía que priva al hombre de cualquier oportunidad real.

El calvinismo, de hecho, disminuye el poder soberano de Dios, porque si Dios no puede controlar un universo en el cual hay genuino libre albedrío, entonces Su poder verdaderamente es limitado. En la raíz del calvinismo está la creencia errónea de que el libre albedrío del hombre y la soberanía de Dios no pueden coexistir. Calvino declaró que “la voluntad del hombre no puede resistir la voluntad de Dios”.

Si es así, entonces cuando alguien es inicuo, es porque Dios así lo determinó. Por consiguiente, si el hombre no puede rechazar el amor de Dios, tampoco puede amarlo. Al negar la libertad genuina para elegir, el calvinismo afirma que es imposible que el hombre por sí mismo pueda amar a Dios con su corazón. De tal manera que no es su rechazo a Cristo, sino la decisión soberana de Dios en una elección incondicional lo que hace que miles de millones pasen la eternidad en el lago de fuego.

El eslabón más débil en la teología de Juan Calvino es que contradice la voluntad de Dios revelada en la Biblia.

 Según los calvinistas estrictos, tal como los seguidores de la Tradición Reformada de Holanda y otras tradiciones reformadas y presbiterianas, la muerte del Señor Jesucristo en la cruz del Calvario se limita puramente, en cualquiera y en todos sus aspectos, sólo a los elegidos, los salvos o creyentes en Cristo. Aseguran que no tiene nada que ver con los no salvos, con las personas no elegidas del mundo.

De acuerdo a esta falsa perspectiva, uno tendría que decir mientras predica: “Hermanos, me apena decirles que muy posiblemente Cristo no murió por algunos de los que se encuentran en este momento aquí, y que por lo tanto están irremediablemente perdidos. Lo siento mucho”. Porque de acuerdo con esta expectativa falsa, el Señor Jesucristo sólo murió por los pecados de los elegidos. ¡Esta es la definición de “Expiación Limitada”, la cual es anti-bíblica!

Por otra parte, los calvinistas moderados definen así la expiación limitada: enseñan que la muerte de Cristo fue suficiente para el mundo entero, pero eficiente o efectiva sólo para aquellos que creen en Él como su Salvador y Señor. Esta explicación de la muerte de Cristo aunque es correcta, y escrituralmente sana, no es la definición apropiada de “expiación limitada”, y quienes la sostienen, no creen en la “expiación limitada”, sino más bien en la “expiación ilimitada”.  Es una distinción muy importante que debemos tener en mente conforme progresamos en nuestro estudio.

Del libro What Love is this? por David Hunt

Suscríbete y

Recibe hoy un libro de Regalo

¿Quiénes Somos?

Acerca de Nuestra Generación

Somos un grupo de amigos de diferentes Iglesias Bautistas comprometidos con alcanzar a nuestra generación con el evangelio de Jesucristo.

Nuestros articulos populares

ARCHIVOS

0 Comments

Submit a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Listo para leer el siguiente artículo?

Creacionismo v/s Evolucionismo

Si estás estudiando en el colegio o en la universidad te habrás dado cuenta cómo ha cambiado la ciencia en los últimos años. Lo que antes era una teoría, hoy prácticamente es un hecho. Me asombra ver cómo en los últimos diez años se está enseñando en los distintos...