Directrices del Servicio

La Música

La música del servicio debería ser encaminada a ayudar a los creyentes a adorar a Dios y a que sean instruidos en la verdad bíblica. Debemos guardarnos de las muchas canciones que son fáciles y divertidas pero que tienen poca esencia bíblica. Debemos ver a la música como un camino para enseñar la verdad. La música además debería ejecutarse con todas nuestras capacidades. A continuación presentamos algunas preguntas que puede hacer mientras prepara la música:

  • ¿Cuántas canciones quiere cantar?
  • ¿Qué aprenderá una persona si es la única que participa en las canciones?
  • ¿El mensaje evangélico es claro en las canciones?
  • ¿Las canciones representan claramente a Jesús?
  • ¿Están cantando las canciones todas juntas de corrido o hay algo entre ellas?

A nosotros nos gusta cantar cinco canciones por culto y usualmente hay un espacio después de las primeras dos canciones para tener un tiempo de oración.

Tiempos de Oración

La oración también es una parte esencial del servicio. También se debe tener cuidado de no hacer que la oración sea algo que simplemente se añade al servicio sino más bien un tiempo para hablar con Dios.

  • El tiempo de la oración congregacional: Después de las primeras dos canciones del domingo por la mañana tenemos un minuto de oración para orar a Dios pidiéndole que bendiga el culto, prepare los corazones para que haya la adoración continua y que bendiga el mensaje de la Palabra de Dios. El pastor, o director de música, dirá después de la segunda canción, “Todos por favor inclinen sus cabezas, cierren los ojos, oremos por un minuto a Dios confesándole nuestros pecados y pidiéndole Su bendición.” Todos en el salón deberían comenzar a orar en silencio o en voz alta y después de un minuto o un tiempo similar, el que inició el tiempo de oración cerrará el tiempo de oración conduciendo a toda la congregación en oración.
  • El tiempo de oración de hombres y mujeres: Después de las primeras dos canciones del domingo por la tarde le pedimos a todos los hombres de la iglesia que pasen al frente y se arrodillen al frente para orar. Le pedimos a las mujeres que se sienten en sus asientos y oren. Además escogemos a dos hombres para que dirijan a todos en oración. La razón por la que invitamos a los varones a pasar adelante para que dirijan la oración es para representar que como varones estamos dispuestos a cumplir nuestros deberes bíblicos como los líderes espirituales de nuestra iglesia, familias y comunidades;
  • Grupos de oración: Se hace divisiones en grupos de 2-4 personas y se comparte los pedidos de oración entre las personas, luego las personas se alternan para orar por estos pedidos. (Algunas veces alguien se para y hace que todos los grupos dejen de orar haciendo una oración final.)

Dando la Bienvenida a los Visitantes

Los visitantes le brindan a la iglesia la oportunidad de mostrarles que son bienvenidos y eso se hace dándoles una cálida bienvenida. También la iglesia tiene la oportunidad de poner en sus manos una Biblia o algún tipo de literatura evangélica.

Hay dos formas que hemos usado para darle la bienvenida a los visitantes y ambas formas incluyen un regalo de la iglesia: una Biblia y un libro. Estas dos formas las describimos a continuación:

  • Inicio del servicio: Al principio del servicio (o quizás después de una o dos canciones) el pastor, o el director de música, dará la bienvenida a todos y preguntará si hay algún visitante. Puede pedir que los visitantes levanten sus manos o se paren. La persona que inició la bienvenida dirá algo como esto, “Gracias por venir y estar con nosotros. Tenemos un pequeño presente para usted de parte de nuestra iglesia. Dios le bendiga.” Los miembros de la iglesia le aplaudirán y los ujieres le darán sus regalos. Luego le pedirán que se siente y continúe en el servicio.
  • Final del servicio: Al final del servicio, usualmente antes de las ofrendas, el pastor, o el director de música, le dará la bienvenida a todos y preguntará si hay visitantes. Se puede pedir que el visitante levante las manos o que se pare. La persona que inició la bienvenida dirá algo como esto, “Gracias por venir y estar con nosotros. Tenemos un pequeño presente para usted de parte de nuestra iglesia. Dios le bendiga.” Los miembros de la iglesia le aplaudirán y los ujieres le darán sus regalos. Luego le pedirá al visitante que se retire del auditorio diciendo algo como esto, “Bueno, ahora nos gustaría que vaya a un lado del salón para que uno de nuestros miembros pueda explicarle el Evangelio y responda cualquier pregunta que tenga.” (Se seleccionará y preparará a un miembro para que rápidamente haga una clara presentación del Evangelio y responda cualquier duda.) Después que salga del salón, el servicio continuará.

El Tiempo de las Ofrendas

Las ofrendas son un tiempo importante en el servicio en el cual todo se detiene y se enfoca en el dar y donde también se proporciona un camino para que los creyentes participen en la adoración mediante lo que dan. Permite que la iglesia demuestre semanalmente que sirve a Dios y no al dinero. Aquí presentamos algunas sugerencias para el tiempo de las ofrendas:

  • Reciba las ofrendas al final del servicio. Esto le da a todos el tiempo suficiente para estar preparados sin que se le apure a nadie y además le brinda a la gente la oportunidad de responder dando si así desean hacerlo.
  • Use sobres de ofrendas: El darles sobres de ofrendas a la gente les permite que den de una forma discreta. Muchos no quieren que otros sepan cuánto dan y es así que se puede usar un sobre de ofrendas para que den sin tener que revelar la cantidad. Además, si la persona quiere que su ofrenda sirva para un propósito específico esto logrará este cometido.
  • Pase la bolsa de ofrendas: Dependiendo de cómo está dispuesta su iglesia, debería pasar la bolsa de ofrendas para que todos tengan la oportunidad de dar. (Recuerde sonreír y no haga que la gente se sienta intimidada cuando se para allí pareciendo que está demandando una ofrenda.)
  • Dé un devocional sobre las ofrendas: Antes de la recolección de las ofrendas debería haber un devocional rápido así como una oración. Esto le recordará a los creyentes la razón por la que damos y animará a que todos den, además pida la bendición de Dios sobre las ofrendas y el dador.
  • Anuncie que la ofrenda es para los creyentes: Si tiene visitantes o incrédulos que asisten a su servicio, es bueno anunciar que la ofrenda es para los creyentes y que no se espera que den otros. Los cultos en la iglesia son gratuitos y siempre deberían serlo, pero esto les ayuda a entender que no tienen que dar para asistir a los cultos y que no estamos tratando de ganar dinero de la gente que viene a la iglesia.
  • Diapositiva del anuncio de las ofrendas: Para que haya una fácil transición desde el final del mensaje a la recolección de las ofrendas, nosotros tenemos músicos que pasan al frente (cuando hacemos la última oración después del mensaje). Luego cuando el predicador termina de orar los músicos comienzan a tocar una canción y la pantalla muestra una diapositiva. Los músicos cantan la primera estrofa y el coro para darle tiempo a las personas para que se alisten para las ofrendas. Luego el predicador regresa y le pide a los ujieres que pasen al frente. Luego presenta un devocional sobre las ofrendas, una explicación y una oración. Finalmente se recolectan las ofrendas.

Biblias, Tarjetas de Contacto, Sobres de Ofrendas

Es una buena idea tener disponibles Biblias, tarjetas de contacto y sobres de ofrendas en cada servicio. También asegúrese de tener lapiceros/lápices.

  • No todos traerán una Biblia y la necesitarán al momento del mensaje.
  • Las tarjetas de contacto sirven para obtener información de los visitantes. Les pedimos que las dejen en la bolsa de ofrendas cuando pase por sus lugares y eso también ayuda a que no sean las únicas personas que dejan algo en la bolsa de ofrendas.
  • Los sobres de ofrendas le recuerdan a otros que preparen su ofrenda antes que sea el tiempo de recolectarla.

Preguntas de Repaso

  • ¿Cuáles son algunas de las buenas directrices de la música que se pueden usar en los servicios de la iglesia?
  • ¿Cuáles son las formas en las que podemos orar durante el servicio?
  • ¿Por qué deberíamos darle la bienvenida a los visitantes? ¿Cómo podemos darles la bienvenida?
  • ¿Cómo deberíamos manejar las ofrendas?
  • ¿Cuáles son las otras cosas a las que necesitamos prestarle atención?