Your Title Goes Here

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.

Click Here

Directrices de Finanzas #3

by | Jul 11, 2018 | Directrices | 0 comments

Directrices de Finanzas

Responsabilidad Financiera

El deseo de toda iglesia local debería ser el ser autosostenida. Todo miembro de la iglesia local tiene que ayudar a llevar la carga de la responsabilidad financiera de su iglesia. Una iglesia no es un negocio y no existe para lucrar, sino más bien se necesita dinero para que funcione. Por consiguiente, una iglesia local necesita conocer, organizar y ser responsable de sus finanzas.

Invertimos en los Tesoros Celestiales, no Terrenales

Como discípulos tenemos que: Invertir en el tesoro celestial, no terrenal; servir a Dios no al dinero; buscar a Dios, no preocuparnos; enfocarnos en el hoy, no en el mañana. Jesús desea que acumulemos tesoros pero en el cielo. Jesús quiere que tengamos un enfoque celestial con respecto a nuestro tesoro. “Tesoro” en términos normales significa riqueza que acumula basándose en lo que es valioso, como el dinero o las propiedades. Son las cosas en las que pone todo su esfuerzo para obtenerlas. Es lo que más valora. No obstante cuando Jesús usa el término en referencia al cielo, no quiere decir que tenemos que acumular “dinero” en el cielo, sino que tenemos que poner a Dios y nuestro servicio para Él como lo más valioso para nuestras vidas. Significa que todas sus decisiones en la vida se basarán en la promoción del reino de Dios y no en la promoción de su reino terrenal personal. ¿Por qué el cielo?  Porque es el lugar donde “ni la polilla ni el orín corrompen” y “donde ladrones no minan ni hurtan.” Nuestro tesoro celestial no puede ser destruido o arrebatado. Significa que si vive por Dios esto valdrá la pena, pero si vive por otras cosas, no valdrá la pena. Las recompensas terrenales se desvanecen, pero las recompensas celestiales durarán para siempre. Esto incluye invertir financieramente en su iglesia local—el medio por el cual Dios lleva a cabo Su misión en el mundo.

Mateo 6:19-34

¿Cuáles son los Gastos de una Iglesia Local?

Los gastos de una iglesia local pueden variar de iglesia en iglesia, pero hay cuatro áreas que tienen en común la mayoría de las iglesias las cuales permiten establecer un presupuesto:

  • El sueldo del pastor: Toda iglesia local debería tener el deseo de asumir toda la responsabilidad financiera de su pastor, pagándole un sueldo que le permita trabajar a tiempo completo en la iglesia.

1 Corintios 9:1-14; 10:23; 2 Timoteo 2:1-7; Gálatas 6:6; 1 Timoteo 5:17-18

  • El alquiler de las instalaciones de la iglesia: Una iglesia local necesita un lugar donde reunirse. A menudo se recomienda alquilar un edificio que se use a tiempo completo y así se pueda realizar cultos múltiples durante la semana, entrenar nuevos pastores, tener clases y actividades de evangelismo.
  • Gastos diversos (servicios, evangelismo, recursos, ahorros): Una iglesia local que alquila un edificio también tendrá ciertos servicios que debe pagar. Además la iglesia necesita separar dinero para usarlo en el evangelismo donde se compran folletos, biblias y otros recursos necesarios. Financieramente necesita estar ahorrando dinero para los planes futuros que tenga, las necesidades futuras y para las temporadas de vacaciones cuando muchas personas viajan y las ofrendas disminuyen.
  • Misiones: Una iglesia local no se enfoca simplemente en sí misma sino más bien tiene que involucrarse en llevar el Evangelio a todo el mundo. La iglesia debería separar dinero para dar a otras plantaciones de iglesias nuevas, pastores que tengan necesidades o misioneros que estén predicando el Evangelio en otras ciudades, provincias o países.

¿Cuál es el Presupuesto Básico para una Iglesia Local?

Toda iglesia local es independiente y debería establecer su propio presupuesto que cree es adecuado para sus circunstancias específicas. Lo siguiente es un presupuesto básico que se propone como un punto de inicio para ayudar a que las iglesias organicen su presupuesto:

  • El 45% de las ofrendas mensuales es para el sueldo del pastor (con un límite eventual).
  • El 45% de las ofrendas mensuales es para el alquiler de la iglesia.
  • El 5% de las ofrendas mensuales es para los gastos diversos.
  • El 5% de las ofrendas mensuales es para misiones.

Este presupuesto está basado en la “cantidad promedio que una persona que pueda dar por mes” por la “asistencia apuntada” de la iglesia local. (Además podría decidir dividir las ofrendas “dando unidades”—lo que significa la cantidad total que cierto grupo, usualmente una familia, daría en un mes. Un adulto soltero constituiría un grupo.)

Para nuestros propósitos hemos establecido que la cantidad promedio que una persona puede dar por mes es 100 RMB.

Recuerde, la “cantidad promedio” no es la cantidad que cada persona debería dar sino es el promedio de todos los que asisten. Por ejemplo, si una persona da 300 RMB por mes y otras dos personas no dan nada, el promedio sigue siendo 100 RMB por mes. O si una madre y su hijo vienen juntos y la madre da 200 RMB y el niño no da nada, entonces el promedio sigue siendo 100 RMB.

Por consiguiente, el número de la “cantidad promedio” no se presenta como una cantidad estándar que se da sino como un número para ayudar a que el liderazgo de la iglesia haga adecuadamente el presupuesto para las finanzas de la iglesia.

Recomendamos usar todos los métodos que pueda para recolectar las ofrendas para que sea algo conveniente y transparente. A continuación presentamos tres métodos diferentes para recolectar las ofrendas:

  • Bolsa de ofrendas: Durante los cultos de la iglesia se recomienda pasar una bolsa de ofrendas (o algo similar a un plato o canasta de ofrendas) para que las personas puedan participar fácilmente en la ofrenda. De esta forma se les recuerda a los miembros a que participen dando, se exhorta a los nuevos creyentes para que comiencen a dar y se le da a la iglesia local otra oportunidad de adorar corporativamente a Dios con lo que da—testificando que sirve a Dios y no al dinero.
  • Caja de ofrendas: En toda iglesia debería haber una caja de ofrendas estática que permita que la gente que no estuvo preparada en el momento de las ofrendas pueda participar en otro momento. Una caja de ofrendas permite que siempre exista una oportunidad para dar y dependiendo de su posición se puede dar con discreción. (No se recomienda usar sólo una caja de ofrendas porque no sirve como un buen recordatorio en comparación con el tiempo en el servicio donde todo se detiene y todo se enfoca en el momento de las ofrendas.)
  • Dando en línea: Puesto que la tecnología se incrementa y la forma en que manejamos el dinero cambia, del mismo modo la forma en la que las iglesias recolectan las ofrendas debería ser actualizada. “Ofrendar en línea” significa brindar un medio por el cual una persona pueda dar a través del Internet. Esto generalmente significa que una persona puede dar a través de su teléfono celular, computadora o algún otro dispositivo. (Nosotros usamos una cuenta WeChat y un código QR que la gente puede escanear para ofrendar directamente a la iglesia.)

El Tiempo de las Ofrendas

La ofrenda es un tiempo importante en el servicio en el cual todo se detiene y se enfoca en el dar y además brinda un camino para que los creyentes participen en la adoración mediante lo que dan. Permite que la iglesia demuestre semanalmente que sirve a Dios y no al dinero. Aquí presentamos algunas sugerencias para el tiempo de las ofrendas:

  • Use sobres de ofrendas: Darle sobres de ofrendas a las personas les ayuda a dar de una forma discreta. Muchos no quieren que otros sepan cuánto dan, es así que el uso de un sobre de ofrendas les brinda la oportunidad de dar sin revelar la cantidad. Además, si una persona quiere que la ofrenda vaya a un propósito específico el sobre les permite hacer esto.
  • Pase la bolsa de ofrendas: Dependiendo de cómo está dispuesta su iglesia, debería pasar la bolsa de ofrendas para que todos tengan la oportunidad de dar. (Recuerde sonreír y no haga que la gente se sienta intimidada cuando se para allí pareciendo que está demandando una ofrenda.)
  • Estructura: El anuncio del tiempo de las ofrendas: (1) “Quiero pedirle a los ujieres que pasen al frente y se posicionen mientras nos preparamos para la ofrenda semanal. Si nos visita por primera vez o no es un miembro de nuestra iglesia entonces no sienta que lo estamos presionando para dar. Es una ofrenda voluntaria que la usamos para cubrir las necesidades y solventar la misión de nuestra iglesia. Los ujieres pasarán la bolsa de ofrendas desde la primera fila para que luego vaya a la persona de la fila posterior. (Además tenemos una caja de ofrendas y también puede ofrendar en línea a través de WeChat para su mayor conveniencia.) Cuando reciba la bolsa de ofrendas, por favor recuerde poner su sobre de ofrendas, tarjeta de contacto o los lapiceros que le proporcionamos para que podamos usarlos la semana que viene. Los bosquejos del mensaje y los folletos son suyos para que los lleven a casa.” (2) Dé el devocional sobre las ofrendas. (3) Ore. (4) “Ahora los ujieres por favor reciban las ofrendas mientras damos con alegría al Señor.”
  • Dé un devocional sobre las ofrendas: Antes de la recolección de las ofrendas debería haber un devocional rápido así como una oración. Esto le recordará a los creyentes la razón por la que damos y animará a que todos den, además pida la bendición de Dios sobre las ofrendas y el dador. A continuación presentamos un ejemplo de un devocional sobre las ofrendas y una oración:
  • Devocional: Génesis 1:1 dice, “En el principio creó Dios los cielos y la tierra.” Dios es el Creador de todo; por consiguiente, es el dueño de todo. Salmos 50:10 dice, “Porque mía es toda bestia del bosque, y los millares de animales en los collados.” Como creyentes reconocemos este hecho y no sólo entregamos nuestras vidas, sino también todo lo que poseemos, incluyendo nuestro dinero, a Dios. Cuando participamos dando nuestro dinero como una ofrenda a Dios, estamos mostrando que creemos que Él es el Dios creador, que es dueño de todo y que estamos dispuestos a someternos a Él como Señor de todo.
  • Oración: Amado Padre celestial, hoy queremos reconocer que eres el Creador. Sabemos que eres el Creador y Dueño de todo. Todo lo que tenemos viene de ti. Hoy, mientras damos, te pedimos que bendigas las ofrendas y al dador. Úsalas para Tu reino. Señor, hoy te damos sabiendo que eres el Señor de todo. Gracias por todo lo que nos has dado y ayudado para darte. Te pedimos esto en el nombre de Jesús, amén.
  • Anuncie que la ofrenda es para los creyentes: Si tiene visitantes o incrédulos que asisten a su servicio, es bueno anunciar que la ofrenda es para los creyentes y que no se espera que den otros. Los cultos en la iglesia son gratuitos y siempre deberían serlo, pero esto les ayuda a entender que no tienen que dar para asistir a los cultos y que no estamos tratando de ganar dinero de la gente que viene a la iglesia.
  • Diapositiva del anuncio de las ofrendas: Para que haya una fácil transición desde el final del mensaje a la recolección de las ofrendas, nosotros tenemos músicos que pasan al frente (cuando hacemos la última oración después del mensaje). Luego cuando el predicador termina de orar los músicos comienzan a tocar una canción y la pantalla muestra una diapositiva que dice, “Es momento de recibir nuestra ofrenda semanal. Si asiste por primera vez o no es un miembro de nuestra iglesia no se sienta obligado a dar. Como cristianos que somos nosotros escogemos usar nuestro dinero y todas las bendiciones de Dios para la gloria de Dios. Esta ofrenda es voluntaria que ha de ser usada para solventar las necesidades y la misión de nuestra iglesia. Es así que esto se vuelve en una oportunidad para dar por fe y con un corazón alegre para el Señor.” Los músicos cantan la primera estrofa y el coro para darle tiempo a las personas para que se alisten para las ofrendas. Luego el predicador regresa y le pide a los ujieres que pasen al frente. Luego presenta un devocional sobre las ofrendas, una explicación y una oración. Finalmente se recolectan las ofrendas.

Rendición de Cuentas Financiera

Cuando se trata de dinero siempre tiene que ser responsable y honesto ante Dios y los hombres, especialmente dentro de la iglesia. Cuando ellos iban a enviar dinero a Jerusalén, las iglesias escogieron personas que creyeron eran encomiables como para enviar el dinero y que así no hubiese lugar para las críticas. Debemos esforzarnos por ser honestos en todos los asuntos financieros. Aquí presentamos algunas sugerencias para ayudarle a ser responsable rindiendo cuentas:

1 Corintios 16:3-4; 2 Corintios 8:16-24; Hechos 5:1-11; Mateo 6:1-4

  • La recolección de las ofrendas debe ser hecha por el liderazgo de la iglesia o por aquellos que son designados por el liderazgo de la iglesia y en quienes se puede confiar.
  • El dinero siempre debería ser contado por dos personas (es mejor si no tienen ninguna relación).
  • Cuando el dinero sea contado, la cantidad debe ser anotada en el formulario de las ofrendas y las personas que contaron el dinero deben poner sus nombres en el lugar asignado.
  • El dinero debe ser puesto en un lugar seguro y sólo deben tener acceso a él los líderes de la iglesia y aquellos que son designados por el liderazgo de la iglesia. A largo plazo se puede guardar el dinero en una cuenta bancaria si es que es inseguro tener una fuerte cantidad de dinero en la iglesia. Se debe escoger hombres que depositen el dinero en el banco y luego se debe hacer un seguimiento para que haya la seguridad que se ha hecho adecuadamente.
  • Debe de haber el registro detallado de todo el dinero que ingresa así como de todos los gastos donde se utiliza el dinero. Todos los registros deben estar a disposición de los miembros de la iglesia durante las reuniones de obreros mensuales.

Presupuesto para la Nueva Plantación de Iglesia

Cuando se planta una nueva iglesia es difícil establecer un presupuesto porque las ofrendas son muy bajas. Un buen plan para una nueva plantación de iglesia es así:

  • El 50% de las ofrendas mensuales es para el sueldo del pastor.
  • Todo lo demás va para pagar el alquiler de la iglesia, las misiones y los gastos diversos.
  • Algunos gastos pueden ser cubiertos por ingresos externos. Una nueva plantación de iglesia podrían necesitar sustento temporal externo (de otras iglesias o cristianos) como ayuda para que la iglesia llegue a establecerse.

Preguntas de Repaso

  • ¿Una iglesia debería buscar ser autosostenida? ¿Por qué?
  • ¿Qué gastos tiene una iglesia local? ¿Qué gastos tiene su iglesia?
  • ¿Cuál es el presupuesto básico de una iglesia? ¿Qué hay de su iglesia?
  • ¿Su iglesia tiene un “tiempo de ofrendas”? ¿Cómo puede mejorarlo?
  • ¿Cómo realiza la rendición de cuentas financiera su iglesia? ¿Qué hay que cambiar?
Lorem ipsum dolor

FINDING THE PERFECT TRAILS TO NEWSLETTER

Recientes Articulos

ARCHIVOS