Dios Usa Personas por Patrick Henry

by | Jul 8, 2016 | Ministerio | 0 comments

Dios Usa Personas por Patrick Henry

by | Jul 8, 2016 | Ministerio | 0 comments

Estoy volviendo a leer “El Plan Supremo de Evangelización.” Es mi libro favorito (después de la Biblia). Es un libro increíble que cambio mi visión del ministerio. ¡Le animo a que por favor lo lea! El autor examina la vida de Jesús y Su “plan supremo” para ganar al mundo para Sí mismo. Algo que es muy claro es que Dios usa a Su gente para llevar el mensaje del Evangelio a toda persona. ¿Dios necesita personas? De ninguna manera. Dios es todopoderoso y fácilmente podría comunicar este mensaje mediante ángeles, escribiendo en el cielo o hablando en su propio idioma a todas las personas del mundo. Aunque Dios no necesita personas para difundir Su Evangelio, ese es el método que ha escogido. Lo siguiente es un extracto del libro y espero que le guste.

“Todo comenzó cuando Jesús invitó a unos pocos hombres a que lo siguieran. De inmediato puso así de manifiesto el camino que habría de seguir su estrategia evangelizadora. No se preocupó por programas con los cuales llegar a las multitudes, sino por los hombres a quienes las multitudes habrían de seguir. Por extraño que parezca, Jesús comenzó a reunir a estos hombres aún antes de organizar una campaña de evangelización o de siquiera predicar un sermón en público. Los hombres constituirían su método para ganar al mundo para Dios.

El propósito inicial del plan de Jesús fue reclutar a hombres que pudieran dar testimonio de su vida y complementar su obra después de que él regresara al Padre. Los primeros a los que Jesús invitó, cuando abandonó el escenario del gran avivamiento del Bautista en Betania, más allá del Jordán, fueron Juan y Andrés (Jn. 1:35-40). Andrés a su vez trajo a su hermano Pedro (Jn. 1:41, 42). Al día siguiente, Jesús encontró a Felipe cuando iba hacia Galilea, y Felipe encontró a Natanael (Jn. 1:43-51). No hay indicios de apresuramiento en la elección de estos discípulos; sólo descubrimos decisión. Jacobo el hermano de Juan, no se menciona como parte del grupo sino hasta que los cuatro pescadores reciben el llamamiento meses más tarde junto al mar de Galilea (Mar. 1:19; Mat. 4:21). Poco después cuando Jesús pasó por Capernaum, invitó a Mateo para que le siguiera (Mat. 9:9, Mar. 2:13, 14; Luc. 5:27, 28). Los detalles que rodearon el llamamiento de los otros discípulos no se mencionan en los Evangelios, pero se cree que todos ellos fueron llamados en el primer año del ministerio del Señor.

Como era de esperarse, estos esfuerzos iniciales por ganar almas tuvieron muy poco o ningún efecto en la vida religiosa de ese tiempo, pero esto no importó mucho. Los pocos conversos que el Señor hizo, al comienzo, estaban destinados a ser los líderes de la iglesia que habría de ir por todo el mundo con el evangelio; y desde el punto de vista de su propósito final, el impacto de sus vidas se haría sentir por toda la eternidad. Y esto es lo único que cuenta.”

0 Comments

Submit a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Lorem ipsum dolor

FINDING THE PERFECT TRAILS TO NEWSLETTER

Recientes Articulos

ARCHIVOS