¿Qué dice la Biblia acerca del alcohol?

by | Ene 26, 2021 | Nuestra Generación Joven | 0 comments

¿Qué dice la Biblia acerca del alcohol?

Este tema es muy controversial y difícil tratar en un grupo de cristianos debido a que la mayoría tiene una opinión distinta sobre esto. Aunque la biblia es clara al nombrar la borrachera como un pecado (1 Corintios 6:10) la disyuntiva se encuentra en que algunos cristianos afirman que no se debe ingerir ni la más mínima gota de alcohol  y otro grupo de cristianos señala que se puede beber moderadamente alcohol  ¿Cuál de estas opiniones es la correcta? ¿Qué grupo de creyentes estará en lo cierto? Tratar de discutir con argumentos humanos este tema resultará en una clara división, pero al revisarlo divinamente a la luz de la biblia nos hará tener una opinión clara en este tema, y el cristiano verdadero que cree en la palabra de Dios, tomará la postura bíblica.

¿Es pecado beber alcohol? ¡No!

En la biblia no hay ninguna parte que nos diga que el beber alcohol es un pecado en sí, aunque leyeras toda la biblia no encontrarías ningún versículo que te diga que beber alcohol es pecado. Dado que no es pecado el tomar alcohol uno es de libre elección debido a la libertad que Cristo nos da, por lo tanto el tomar alcohol es un tema de libre elección.

De hecho el primer milagro de Jesús fue convertir el agua en vino (Juan 2:1-11) y Pablo recomienda a Timoteo que tome algo de vino (1 Timoteo 5:23), aunque el vino era fermentado, no era como el de hoy en día, en ese tiempo se acostumbraba a tomar vino, era una bebida muy común, era más sano tomar vino que tomar agua ya que venía del río donde cualquier cosa pasaba, y además tenía ciertos asuntos medicinales, por lo tanto, seguimos concluyendo que el tomar una bebida alcohólica no es pecado.

“¡Entonces tomemos lo que queramos!” dirían algunos, pero la realidad es que aunque el beber no es pecado, esto puede llevarte fácilmente al pecado, como por ejemplo: Ir a un prostíbulo en el barrio rojo no es pecado, pero muy posiblemente puede llevarte a pecar, estar a solas con tu novia en tu casa no es pecado, pero muy probablemente pecarás.

¿Cómo es esto posible? ¿Cómo puedo pecar tomando alcohol? 

  1. El tomar alcohol te llevará a la borrachera
  2. Ningún personaje bíblico con borrachera terminó bien
  3. La borrachera es pecado y te llevará a pecar de distintas maneras
  4. Con el alcohol puedes hacer caer a alguien
  5. El alcohol te puede esclavizar y tu relación con Cristo se verá afectada

“¡A mí nunca me pasará eso hermano, yo sé controlarme!” dirían algunos, pero la palabra de Dios dice “Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga. (1 Corintios 10:12)” Así que mejor analicemos estos riesgos de tomar alcohol.

  1. El tomar alcohol te llevará a la borrachera

Es solo cosa de mirar un borracho botado en la calle y preguntarse ¿Cómo llegó a ese extremo? Seguramente lo invitaron a tomar “una copita” y ya vemos como terminó, siempre hay que tener un cuidado con las cosas que no son pecados, pero que muy probablemente te harán pecar, seguramente nadie que toma alcohol quiere terminar en un estado de borrachera, pero muy posiblemente terminará así.

Fíjate bien en el estado de una persona que está borracha ¿Qué habla? ¿Qué hace? Está totalmente descontrolada y lo peor es que no puede controlarse a estar lúcido solamente, porque la bebida alcohólica lo domina a él, y si seguimos el ejemplo de Pablo no deberíamos dejarnos dominar por nada Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna”. 1 Corintios 6:12

  1. Ningún personaje bíblico con borrachera terminó bien

La biblia cuenta historia de personas (Especialmente en el antiguo testamento) que bebieron alcohol y no terminaron bien, está el caso de Noé quien después de todo lo sucedido con el arca y el diluvio, se estableció en tierra, plantó una viña, tomó vino y se emborrachó, uno de sus hijos (Cam) vio su desnudez y no le cubrió su desnudez sino que salió y fue a buscar a sus otros dos hermanos (Sem y Jafet) que cubrieron la desnudez de su padre sin verlo (Génesis 9:20-23).

Otro claro ejemplo de esto es Lot, luego de la destrucción de Sodoma y Gomorra él fue hacia una tierra cercana junto a sus dos hijas, porque su mujer cometió el error de mirar atrás (Hacia la ciudad) cuando venían escapando, cosa que los ángeles les habían advertido que no hicieran, y Lot estando fuera de la ciudad junto a sus hijas, que no tenían esposo, pero si ganas de procrear lo embriagaron y durmieron con él para tener descendencia ¡Lot estando borracho durmió con sus hijas! Algo muy grave y triste para quien fue sobrino del Padre de la Fe, Abraham (Génesis 19:30-36).

Estos dos ejemplos nos deben hacer reflexionar sobre el beber alcohol y el beberlo ¿Estoy tan seguro si confío en mi “dominio propio”? Quizás sí, pero mejor sería evitar a toda costa el beber alcohol.

  1. La borrachera es pecado y te llevará a pecar

Si bien el tomar una bebida alcohólica no es pecado, el emborracharse si lo es. “¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.” 1 Corintios 6:9-10

Viéndolo de otro punto el tomar una bebida alcohólica, no solo te llevará al pecado de la borrachera sino que quizá te lleve a pecar con otras cosas, como con Noé o Lot, el ejemplo es claro y no quiero en lo personal seguirlo.

  1. Con el alcohol puedes hacer caer a alguien

De los 5 puntos por los cuales te voy a advertir en cierta forma que consideres el no tomar alcohol (Aunque es de libre elección) esta creo que es una de las razones más importantes por las que creo que debes tener cuidado con el alcohol que es que puedes hacer que alguien caiga en el pecado.

Pongamos la siguiente situación, yo por ejemplo, no tomo nada de alcohol, pero un día decido tomar y esto no me domina nada, soy muy moderado en mi consumo, pero un día un amigo mío no creyente representa interés en las cosas de Dios, acepta a Cristo como su salvador y empieza a venir a la iglesia, él antes de aceptar a Cristo era un alcohólico, todos los fines de semana bebía alcohol y ahora que está en Cristo se está restaurando. Imaginemos que para congeniar más con él, lo invito a comer a un restaurant y yo pido para tomar una botella de vino, sabiendo que el lucha con eso yo le ofrezco, y el vuelve a caer. ¿Estaría siendo prudente de mi parte? En ninguna manera, por eso en este caso yo diría: “Si el alcohol le es a mi hermano ocasión de caer, no beberé jamás, para no poner tropiezo a mi hermano” como Pablo en 1 Corintios 8:13: Por lo cual, si la comida le es a mi hermano ocasión de caer, no comeré carne jamás, para no poner tropiezo a mi hermano.” 

No nos olvidemos de lo que dijo el señor Jesucristo en Lucas 17:1-2 “Imposible es que no vengan tropiezos; mas ¡ay de aquel por quien vienen! Mejor le fuera que se le atase al cuello una piedra de molino y se le arrojase al mar, que hacer tropezar a uno de estos pequeñitos”

  1. El alcohol te puede esclavizar y tu relación con Cristo te verá afectada

Ciertamente Dios nos ha librado del poder del pecado y ahora podemos tener una relación con Él directamente, pero ¿Qué pasa cuando el alcohol nos domina? El problema de beber estas bebidas alcohólicas, es como cualquier otra cosa que te puede dominar, te puede en cierta forma “esclavizar”, y si el alcohol llega a ser lo primero en tu vida, estaremos desplazando a Dios de su lugar supremo sobre nuestras vidas y nuestra relación con Él se verá afectada, el alcohol se transformaría en nuestro dios, y a eso se le llama idolatría. Algo que te domina te llevará a cometer aberraciones para conseguir el tan preciado ídolo, que en este contexto es el alcohol.

El beber no es pecado, pero no deja de ser extremadamente peligroso.

Si vemos como he mencionado mucho anteriormente el tomar una bebida alcohólica no es ningún pecado, por lo tanto, no es algo que yo puedo juzgar, de hecho no juzgo a alguien que bebe alcohol ¿Por qué? Porque Cristo nos ha hecho libres, y podemos disfrutar de esta libertad en Cristo, dejemos de señalar lo que está bien o lo que está mal, lo que es pecado o lo que no es pecado, si no hay un versículo de la biblia que te diga que es pecado no lo es. Si tú quieres beber ¡bien! si no quieres beber ¡bien! No debemos juzgarnos mutuamente por esto, sino que cada uno debe aplicar discernimiento en este sentido, beber alcohol no es pecado, te presento estos 5 puntos para que tengas cuidado con el alcohol, porque puede hacerte caer en el pecado o hacer caer a otro en el pecado ¡Tuya es la elección! ¡Eres libre en Cristo! Pero ¿Cuán cerca quieres vivir del pecado? ¿Cuán cerca crees que puedes vivir en esa línea de lo que es, de cierta forma “casi pecado”? Si me permitieras darte un consejo bíblico, te citaría estas dos frases de Dios para ti:

“Absteneos de toda especie de mal.” 1 Tesalonicenses 5:22

“El avisado ve el mal y se esconde; Mas los simples pasan y reciben el daño.” Proverbios 22:3

Suscribete y

Recibe hoy un libro de Regalo

¿ Quienes Somos ?

Acerca de Nuestra Generación

Somos un grupo de amigos de diferentes Iglesias Bautistas comprometidos con alcanzar a nuestra generación con el evangelio de Jesucristo.

Nuestros articulos populares

ARCHIVOS

Listo para leer el siguiente articulo?